La autoestima en las personas mayores

Por 9 abril, 2018mayo 9th, 2019Bienestar

¿Afecta la edad a la autoestima?

Actualmente todos conocemos, con mayor o menor precisión, los cambios con los que viene acompañado el envejecimiento. Estos cambios se dan tanto a nivel físico, como cognitivo, social… Pero ¿nos hemos parado a pensar cómo afectan estos cambios a la autoestima de las personas mayores?

Todo cambio que se presente en cualquier etapa de nuestra vida va a suponer un desafío para nuestra capacidad de adaptación. En muchas ocasiones, esta adaptación se dará de forma natural y casi de manera inconsciente. Otras veces, no será un proceso tan sencillo, especialmente cuando se trate de cambios que afectan a nuestro bienestar o calidad de vida. Por tanto, no es difícil entender que, dado que en la tercera edad se dan cambios que alteran tanto las capacidades físicas como cognitivas, la autoestima de las personas mayores se vea afectada.

Gran parte de los problemas de autoestima que se presentan en la tercera edad están relacionados con la pérdida de la autonomía previa. Con el paso de los años es natural que los cambios a nivel físico y cognitivo en el envejecimiento impidan desarrollar las tareas con la misma independencia que en años anteriores y, en consecuencia, que la persona mayor necesite de más ayuda para actividades del día a día.

Gran parte de los problemas de autoestima que se presentan en la tercera edad están relacionados con la pérdida de la autonomía previa.

Por tanto, atendiendo a esta adaptación a los cambios en el envejecimiento, vamos a destacar una serie de consejos para mantener una adecuada autoestima en las personas mayores:

POTENCIAR LAS CAPACIDADES: AUTONOMÍA Y AUTOESTIMA

¿Cuántas veces hemos dicho “no, mamá, ya lo hago yo, que lo hago más rápido”? Y, sin embargo, ¿cuántas veces hemos pensado si en esa tarea la velocidad era realmente primordial?

Teniendo en cuenta que, como hemos comentado antes, la autoestima está muy relacionada con la independencia, deberíamos otorgarles espacio y libertad para que desarrollen todas aquellas tareas para las que mantengan las capacidades necesarias, sin primar la velocidad sino la correcta ejecución de las mismas.

Es crucial identificar en qué tareas necesita ayuda y qué tipo de ayuda debemos brindar en cada momento. Debemos saber diferenciar las actividades en las que necesite únicamente supervisión de aquellas en las que necesite una ayuda total, o de aquellas que pueda desarrollar con total autonomía. El principal objetivo como cuidadores o familiares de personas mayores, ya sean dependientes o no, es fomentar al máximo su independencia, ya que está muy relacionada con la autoestima.

RESPETAR LAS DECISIONES

Otra actitud muy habitual al tratar con personas mayores, especialmente cuando ya presentan cierto grado de dependencia, es no tenerlas en cuenta en la toma de decisiones. Hay que seguir tomando en consideración sus opiniones y con mayor motivo si se trata de temas que les afecten directamente. Respetar las decisiones facilitará el adecuado mantenimiento de la autoestima en las personas mayores.

PROMOVER UN ENVEJECIMIENTO ACTIVO: ACTIVIDAD Y AUTOESTIMA

Las actividades físicas, culturales o artísticas son muy beneficiosas para la autoestima, por lo que el entorno de la persona mayor puede fomentar el desarrollo de las mismas. Existen gran variedad de tareas que pueden ayudar a mantener la autoestima. A la hora de elegir las actividades, lo más adecuado será atender a los gustos y aficiones de la persona mayor, así como a su capacidad (física y cognitiva) para desarrollarlas.

Además, un envejecimiento activo no solo es beneficioso para la autoestima, sino que también ayuda a prevenir el deterioro de muchas capacidades, tanto físicas como cognitivas. Por lo que podemos decir que un envejecimiento activo es el mejor aliado contra el deterioro y la pérdida de autoestima.

FOMENTAR LAS RELACIONES SOCIALES

La soledad es una de las principales causas de malestar y de pérdida de autoestima en la tercera edad. La familia, especialmente la más cercana, es el principal apoyo, por lo que, en la medida de lo posible, debemos reforzar las relaciones familiares.

Por otro lado, la red social de las personas mayores se ha podido ver reducida,  por fallecimiento de amistades, por la pérdida de relaciones laborales tras la jubilación…etc. No obstante, los familiares y cuidadores de las personas mayores tenemos que intentar que mantengan durante el mayor tiempo posible las amistades y podemos facilitar que se relacionen con el entorno.

RESPETAR LA INTIMIDAD ES TAMBIÉN RESPETAR LA AUTOESTIMA

Todos entendemos que la intimidad es algo estrechamente relacionado con la dignidad y, por tanto, con la autoestima de cada uno de nosotros, por lo que no tenemos que olvidar que en las personas mayores sigue siendo un aspecto que hay que respetar.

CUIDADO DE LA IMAGEN PERSONAL

Los cambios en la imagen corporal son otro de los factores relevantes en la autoestima, por lo que es importante mantener unos adecuados hábitos de cuidado, tanto por higiene como por estética. En caso de que las capacidades necesarias para mantener la imagen personal de manera adecuada se hayan visto alteradas, deberemos ayudar en lo que sea posible.

Estos consejos pueden parecer sencillos e incluso evidentes, pero son ignorados con más frecuencia de la que deberían, por lo que nunca está de más recordarlos y tenerlos bien presentes en todas nuestras relaciones con personas mayores. No debemos olvidar que una buena autoestima es clave para una vida satisfactoria y feliz.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas4,00 (1 votos)
Cargando…

2 comentarios

  • Devora Masedo dice:

    Me ha parecido muy acertada la entrada para lectores que tenemos personas mayores a nuestro cargo. Yo antiguamente no dejaba a mi madre que hiciese nada porque con esto del azlheimer la mujer no acertaba una, pero me dijo la doctora al igual que vosotros decis en el artículo este de la autoestima en las personas mayores que es bueno hagan ellos las cosas aunque se equivoquen y se sientan útiles. Yo la ponía a hacer jerseis para sus nietos imaginarios, nunca la dejé pasar a la cocina que eso ya me daba más respeto. Sí noté algo más de alegría en ella cuando poco a poco vio como que hacía las cosas bien, eso de la autoestima algo ayuda.

  • Elisa Berrios dice:

    Hola Devora, gracias por comentario. Así es, muchas veces no somos conscientes de cómo influyen nuestras formas de actuar en la autoestima de los mayores. Es importante, tal y como comentamos en el artículo, tratar de potenciar las capacidades mantenidas y, para ello, conviene permitir que hagan todo aquellas tareas para las que mantengan las capacidades necesarias.

Deja una respuesta