La diabetes en las personas mayores

Por 11 abril, 2021abril 13th, 2021Bienestar, Enfermedades

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud hay un total de 347 millones de personas en el mundo que padecen diabetes. La diabetes en personas mayores no es una enfermedad contagiosa ni tampoco mortal. Sin embargo, se está convirtiendo en una epidemia mundial debido a los malos hábitos que existe entre la población y el aumento de la incidencia de sobrepeso, obesidad y poca actividad física. 

Conocer cómo debe ser la alimentación en la tercera edad, incorporar hábitos de vida saludables en el día a día de nuestros mayores como el ejercicio físico son formas naturales de equilibrar la subida de niveles de azúcar que sufren los mayores que padecen diabetes.

La glucosa en la diabetes de las personas mayores

Las personas mayores necesitan consumir y regular de manera adecuada las proteínas, grasas y carbohidratos que ingieren para que todo funcione de manera correcta tanto a nivel físico como en su cerebro.

«La glucosa es la principal fuente de energía instantánea para que los músculos se puedan mover».

La glucosa es un tipo de azúcar que a la vez, es un carbohidrato, que tiene un papel fundamental en el cuerpo de las personas mayores, pues supone la principal fuente de energía instantánea para que sus músculos se puedan mover y las neuronas de su cerebro puedan funcionar. 

El páncreas, es una glándula que se encuentra justo detrás del estómago y por delante de la columna. Se encarga de producir los jugos necesarios para que se puedan descomponer los alimentos y liberar las hormonas necesarias para controlar precisamente los niveles de azúcar en la sangre de las personas mayores. Uno de los mejores consejos que dan los expertos para favorecer el cuidado del páncreas de nuestras personas mayores es  un consumo de alcohol y tabaco cero.

Además, el páncreas se encarga de la producción de la glucosa en la sangre: la insulina. Los científicos han encontrado la forma de extraer y purificar la insulina, para así poder administrarla a las personas mayores cuyos niveles de insulina son muy bajos. Si el cuerpo de nuestras personas mayores no produce la insulina necesaria, la glucosa se queda en la sangre en lugar de ir a las células que lo necesitan.

¿Qué es la prediabetes en personas mayores?

Durante un tiempo que puede llegar a ser de hasta 10 años, la persona mayor puede presentar una condición de sus niveles de azúcar en sangre que no es considerada “normal”, pero tampoco llega a ser considerada diabetes, es lo que se conoce como prediabetes

Cuando el médico diagnostica a nuestra persona mayor de prediabetes quiere decir que existe un riesgo 5 veces más alto de que padezca una enfermedad cardiovascular como puede ser hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca o enfermedades cerebrovasculares.

¿Qué es la diabetes en personas mayores?

¿Sabías que la diabetes es una de las pocas enfermedades que parecen afectar a todas las partes del organismo de las personas mayores? La definición de diabetes es “glucosa o azúcar excesivo en la muestra de sangre”.

«Diabetes: glucosa o azúcar excesivo en la muestra de sangre».

Cuando el médico diagnostica a nuestra persona mayor de diabetes, tenemos que tener en cuenta que es común que además pueda ir desarrollando enfermedades relacionadas con la vista, problemas con relacionado con la incapacidad para orinar como síntoma de un daño en los riñones o enfermedades del sistema nervioso como la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Parkinson.

Valores del diagnóstico de la diabetes en personas mayores

La Asociación Americana de Diabetes ha fijado para el diagnóstico de diabetes en las personas mayores: 

  • Nivel de glucosa después de que la persona mayor haya comido normalmente antes igual o superior a 11,1 mmol/L (milimol por litro de sangre). 
  • Nivel de glucosa en ayunas (sin que la persona mayor haya comido nada en por lo menos las anteriores 8 horas) igual o superior a 7 mmol/L (milimol por litro de sangre). 
  • Nivel de glucosa en sangre cuando el análisis se realiza dos horas después de que la persona mayor coma 75 gramos de glucosa igual o superior a 11,1 mmol/L (milimol por litro de sangre).

Para poder hacer la comprobación de estos parámetros, es necesario que las personas mayores se realicen una prueba de orina o mediante la utilización de los medidores de glucosa en sangre o glucómetros. Se trata de pequeños aparatos computarizados que “leen” la glucosa en sangre. El precio de un glucómetro se encuentra entre 20 y 80 euros. Tarda una media de 10 segundos en proporcionar los resultados de glucosa en sangre de la persona mayor. 

Tipo de diabetes en personas mayores

Por lo general, las personas mayores que tienen diabetes pueden presentar o bien una falta completa de insulina (diabetes tipo I) o tienen muy poca insulina o la que tienen no pueden utilizarla de manera eficaz (diabetes tipo II).

La siguiente tabla presenta las principales diferencias entre ambos tipos de diabetes en personas mayores:

Diabetes Tipo I en mayoresDiabetes Tipo II en mayores
CausaGenética: mutación que produce que provoca que el sistema inmune ataque a las células que deberían producir insulina. Estilo de vida poco saludable que afecta a la capacidad del cuerpo de los mayores de producir insulina. 
Edad de inicioAntes de los 30 años.Después de 40 años.
Intensidad de inicioAparición de síntomas muy rápidos, en pocos días. Aparecen progresivamente y pueden tardar años. 
Nivel de glucosaMás elevados (16,6 y 22,2 mmol/L)Menos elevados (11,1 y 13,9 mmol/L)
Peso corporalPersonas mayores delgadas. Pueden presentar sobrepeso. 

Lo más común, es que si vuestra persona mayor no ha notado síntomas antes de tener una edad avanzada o ha sido diagnosticado de esta patología, haya desarrollado lo que se conoce como diabetes tipo II, debido a un estilo de vida poco saludable. 

Síntomas de la diabetes en personas mayores

La diabetes es una enfermedad “muy conocida” entre la población española, sin embargo no todos sabemos cuáles son los síntomas que pueden estar indicando la presencia de un problema. Por eso, os indicamos cuáles son aquellos síntomas que pueden estar dando la voz de alarma sobre la presencia de diabetes en las personas mayores.

  • Es un síntoma común de la diabetes que la persona mayor presente muchas ganas de ir a hacer pis lo que también provocará como consecuencia una mayor deshidratación y por tanto una sensación de tener sed a lo largo de su día.
  • Es frecuente que la persona mayor que presenta diabetes se sienta muy cansada. Esto se debe a que los altos niveles de glucosa en la sangre de nuestros mayores está impidiendo que el cuerpo utilice el azúcar de manera eficiente para cubrir sus necesidades energéticas. 
  • Las personas mayores que padecen diabetes suelen presentar también problemas de visión. Los altos niveles de azúcar en la sangre de los mayores extraen el líquido presente en sus ojos afectando a su capacidad de localizar aquello que ven.
13 marzo, 2019 in Cuidadores

¿Puedo usar milanuncios para contratar cuidadores a domicilio?

Milanuncios es una web donde se publican ofertas de diversa índole, entre las cuales en ocasiones hay de servicios de…
Leer más
  • La pérdida de peso es otro de los síntomas más comunes en las personas mayores que presentan diabetes. Como la glucosa (energía) que proporcionan los alimentos que los mayores ingieren no llega a las células de manera correcta, se produce una sensación de hambre constante. Además, la pérdida de glucosa a través de la orina produce una pérdida de calorías.

¿Pérdida de la calidad de vida de mayores con diabetes?

Un estudio realizado por la Diabetes Care, en noviembre de 1998 investigó sobre el posible efecto adverso que podía tener la necesidad de tratamiento en las personas mayores de la diabetes en comparación con personas que padecían otro tipo de enfermedades como trastornos gastrointestinales o infección del hígado. El estudio concluyó que el grupo que mejor calidad de vida presentaba era el integrado por las personas mayores que padecían diabetes.

«El tratamiento consiste en la aplicación diaria de 3 o cuatro inyecciones y pruebas frecuentes de glucosa».

¿A qué se debe esto? El tratamiento de la insulina, además de la incorporación de patrones de vida saludable, implica 3 o 4 inyecciones al día y pruebas frecuentes de glucosa. Pero, las personas mayores que tenían que incorporar esto en sus vidas no se veían preocupadas por la realización de estas tareas “rutinarias”.

Consejos para las personas mayores con diabetes

La diabetes, es una manera que tiene el cuerpo de las personas mayores de avisar que algo dentro de él se está gestionando mal y será necesario llevar a cabo una serie de cambios en las rutinas de las personas mayores para neutralizarlos.

Los tratamientos más recomendados para las personas mayores que presentan síntomas relacionados con la diabetes, prediabetes y para prevenir la aparición de estas enfermedades y otras en el cuerpo son: 

  • Llevar una dieta saludable y ajustada a las necesidades del cuerpo de las personas mayores. 
  • Llevar una rutina diaria que incluya el ejercicio del cuerpo de nuestros mayores. Incluyendo ejercicio cardiovascular y estiramientos. 
  • Aprender a controlar el estrés mediante técnicas de relajación, se ha demostrado que puede ayudar a controlar la subida de niveles de insulina que caracteriza a las personas mayores que padecen diabetes.

Y, una vez diagnosticado por el médico y recetado la incorporación de medicamentos como metformina, sulfonilureas y meglitinidas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre de las personas mayores. 

Consejo Cuidado Mayor

Como ya hemos señalado, la diabetes en las personas mayores puede presentar síntomas variados, que afectan desde las ganas de ir al baño como los problemas de visión. Es importante que podamos hablar con nuestros mayores de manera abierta de cualquier cambio o dificultad que esté presentando en su día a día.

Desde Cuidado Mayor os recomendamos  seguir los consejos de Radio Televisión Española y tener marcado en el calendario por lo menos una vez cada 1 o 2 años (mientras vuestra persona mayor no presente ningún problema de salud) realizarse unos análisis de sangre. Si vuestra persona mayor ya ha sido diagnosticada con diabetes o prediabetes, entonces estos análisis deberán presentarse cada 6 meses para comprobar la evolución y que no va a peor.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (4 votos)
Cargando...