La alimentación en personas mayores con diabetes

¿Somos realmente conscientes de la importancia que tiene que nuestras personas mayores lleven una buena dieta si tienen diabetes?

Según la Federación Española de Diabetes (FEDE), la diabetes tipo 2 es la enfermedad más común de “diabetes mellitus”, siendo hasta 10 veces más frecuente que la diabetes tipo 1. Esta enfermedad siempre se ha asociado al envejecimiento. Uno de los factores de riesgo importante es la edad. 

Sin embargo, estudios recientes demuestran que no solo las personas de la tercera edad son las que padecen con mayor incidencia esta enfermedad sino que también las personas con obesidad. En ocasiones sucede que ambos factores van de la mano.

Cuando se diagnostica diabetes en la tercera edad el tratamiento suele centrarse en una buena dieta acompañada de ejercicios físicos adaptados y adecuados a la situación y edad de la persona en concreto.

La importancia de la alimentación en personas mayores con diabetes

¿Es realmente tan importante cuidar la alimentación de nuestros mayores con diabetes? Si te estás haciendo esta pregunta, desde Cuidado Mayor, queremos decirte que: ¡sí!. Como mencionamos antes, el tipo de comida que consuman está absolutamente relacionado con su salud

La Federación Española de Diabetes (FEDE) puso en marcha en 2016 una campaña junto con la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) para detectar el riesgo de desnutrición en personas mayores con diabetes. Gracias a esta iniciativa se detectó que entre la población con diabetes, el 46,74% de las mujeres estaba en riesgo de malnutrición o tenía malnutrición, frente al 38,98% de la población masculina con diabetes.

«Un 46,64 % de mayores de 65 años con diabetes estaba en riesgo de malnutrición».

La distribución de los nutrientes en su dieta será una forma indispensable y fundamental para controlar los índices de glucosa en sangre y así llevar un registro integral de la enfermedad.

Las pautas a seguir a la hora de elegir una alimentación adecuada para la persona mayor pueden variar en función de ciertos factores como, por ejemplo, su entorno, sus capacidades, incluso de sus gustos culinarios. ¿Qué le gusta comer y cuál es la versión más saludable de eso? Todo es importante y de ahí lo crucial que es entenderlo. 

¿Qué factores influyen en los mayores con diabetes?

Lo primordial es tener en cuenta los factores que rodean y en los que vive la persona mayor. Todo influye y es importante. Tenerlos en cuenta les hace sentir que forman parte de su vida aunque estén en una situación de cierta dependencia. Tanto tú como familiar como el cuidador tendréis que analizar las circunstancias y poneros de acuerdo en qué tipo de dieta va a llevar y qué rutina va a tener que seguir. 

Los factores que involucran a la persona mayor se podrían dividir en dos grupos:

  • Factores externos
  • Factores internos

Las circunstancias que envuelven a la persona mayor pueden impedir llevar a cabo o de forma continuada pautas nutricionales concretas. En el primer grupo entraría la situación económica del mayor incluso el aislamiento y la soledad; o, en caso contrario, con quién vive o comparte su día a día. Ahí incluimos a los cuidadores, quienes tienen un papel esencial en todo el proceso.

Dentro de los factores internos, la forma física y psíquica del mayor es lo más importante. Podríamos hablar tanto de problemas de visión y de movilidad (que dificultan, entre otras cosas, la preparación de los alimentos) como de la dificultad para recordar las pautas indicadas por el médico y así llevar una rutina diaria. También incluimos los problemas de masticación y deglución y/o pérdida del sentido del gusto que presentan algunas personas mayores.

Distribución de nutrientes en personas mayores con diabetes

¿Realmente conocemos los alimentos que ingerimos y que ingieren nuestras personas mayores diabéticas? ¿Y los horarios? ¿Son efectivos? El reparto de comida es esencial, ya que marcar un horario que se repita todos los días favorecerá sus hábitos de comida. Está demostrado que con ello se facilita el transcurso del día a la persona mayor. Se le hará más fácil recordar y así se mantendrá activo. 

Hay varios puntos clave que deberías seguir para una correcta alimentación. Es muy importante que la ingesta de alimentos a lo largo del día se distribuya a través de 5 comidas

  • Desayuno 
  • Media mañana
  • Comida
  • Merienda 
  • Cena 

Si la persona mayor con diabetes lleva esa rutina, hará que los valores de glucosa en sangre se mantengan estables y, tanto tú como el cuidador podréis llevar un control más exhaustivo de las ingestas y así se podrá impedir cualquier tipo de complicación.

Hidratos de carbono 

En cuanto a la distribución de los alimentos, deberíamos incluir los hidratos de carbono, ya que pertenecen al grupo de los macronutrientes más comunes que consumimos en nuestros hogares. A grandes rasgos son aquellos que tienen la función principal de aportar la energía necesaria para llevar a cabo todas las tareas que hacemos a lo largo de nuestro día. Estos deberían suponer el 50-60% en una dieta equilibrada de las calorías aportadas al día. 

Ahí está la clave, la ingesta de pasta, arroz y pan debes limitársela a tu persona mayor diabética. En este caso los hidratos de carbono deberán proceder de forma mayoritaria de las verduras, las hortalizas y la fruta.

28 marzo, 2020 in Cuidadores

Formación de cuidadoras personas mayores

¿Eres cuidador y quieres saber la importancia de formarse? ¿A qué cursos puedo acceder? ¿Existen cursos gratuitos? ¿Cuáles son los…
Leer más

Fibra

La fibra es un gran componente vegetal que ayuda en gran medida a controlar la diabetes, por ello tiene tanta importancia en la dieta de nuestros mayores diabéticos. Esta hace que la absorción de azúcar sea más lenta, por lo que evita que se produzcan picos de glucosa tras las comidas, por tanto, su nivel en sangre se mantiene más estable durante un periodo mayor de tiempo, evitando así el riesgo de hipoglucemias. 

Azúcar

También deben limitar, incluso evitar por completo, los azúcares simples y las grasas. El consumo de este tipo de alimentos no debe sobrepasar nunca el 30% de la dieta en personas mayores con diabetes. A la larga pueden ocasionar trastornos cardíacos graves debido al aumento que producen en el colesterol sanguíneo.

Un consejo que damos desde Cuidado Mayor es preparar platos sencillos hervidos, a la plancha, al vapor o al horno. Esta forma de cocinar supondrá una menor cantidad de grasa añadida en los platos y hará que sea mucho más saludable y apetecible. Hay que tratar de concienciarles de que una forma más saludable de cocinar no desmerece ni el plato ni el sabor del mismo.

«Variada y equilibrada son dos palabras que nos ayudan a definir la dieta de un diabético».

¿Cuántas veces habremos pensado en el contenido calórico de lo que vamos a consumir? El consumo de calorías va relacionado con la persona mayor y el gasto energético a lo largo del día. Cada caso es un mundo. No es lo mismo un mayor diabético con sobrepeso que un mayor diabético con una forma física envidiable. 

En el primer caso la restricción calórica tendrá que ser más severa, esto hará que su peso disminuya y que también haya un descenso de la cantidad de insulina que necesita el organismo. En el segundo caso, la dieta que debe llevar a cabo debería aportar entre 1.500 y 1.750 calorías totales al día.

Planificación semanal

Pero, ¿todo esto en qué alimentos se materializa? Desde Cuidado Mayor te ofrecemos un planteamiento y una distribución semanal planteada por nuestros expertos en salud. 

Llevar una dieta para ellos va a ser sencillo porque aunque no lo parezca podrá ser muy variada y equilibrada. Hay que ser conscientes (y hacerles conscientes a ellos) de que son muchos los alimentos que puede ingerir y que no caerá en una alimentación monótona y deficitaria. 

  • Carne 3-4 veces por semana, preferiblemente las más magras, como la de pavo y pollo, siempre eliminando las partes grasas y las pieles. 
  • Pescado 3-4 veces por semana, en este caso se recomiendan tantos los pescados blancos (merluza, bacalao, gallo, besugo,lenguado, cabracho, congrio, rodaballo,…) como los azules (atún, bonito del norte, sardina, caballa, palometa, pez espada, salmón,…).
  • Legumbres 1-2 veces por semana, una gran fuente de proteína vegetal como judías o alubias, guisantes, garbanzos, lentejas, habas. La gran virtud de este alimento es que se pueden hacer miles de recetas diferentes. 
  • Huevos 4 a la semana. Hace no muchos años este alimento estaba demonizado y relacionado con el colesterol y, por eso, nos aconsejaban consumirlo mas bien poco. Sin embargo, esto se ha desmentido. Las personas mayores con diabetes tipo 2, pueden consumirlos siempre que estén bien acompañados de otros alimentos. 
  • Fruta 2-3 veces al día. La fruta es indispensable en la alimentación diaria, pero por su contenido en hidratos de carbono de asimilación lenta debemos controlar la cantidad que se toma nuestra persona mayor. 
  • Verduras 1 vez al día. Con las verduras pasa cómo con las frutas, por eso deberá ser un profesional sanitario el que indique la cantidad adecuada en cada caso. 
  • Leche y queso 1 vez al día. Los lácteos también deben formar parte de la alimentación del mayor por su gran aporte de proteínas y calcio. Sin embargo hay que evitar las opciones grasas. La leche deberá ser desnatada y los quesos con un contenido en grasa por debajo del 20-25%.

En el mercado hay productos con las etiquetas “Tolerado para diabéticos” o “Sin azúcar añadido”, pero no es oro todo lo que reluce. En estos casos no siempre están libres de azúcares (glucosa o fructosa) o incluso en muchos no se ha disminuido la cantidad de grasas trans. Son, en general, perjudiciales para nuestro mayor y, por tanto, hay que eliminarlos completamente de la dieta.

No todos los alimentos de este tipo están desaconsejados. De hecho existen edulcorantes que sí pueden tolerar las personas con diabetes. Se trata de edulcorantes sintéticos como el ciclamato, la sacarina o el aspartamo que carecen de valor energético y, por tanto, no aumentan la concentración de glucosa en sangre.

¿La clave está en el ejercicio?

Hay otro tema que no queremos dejar pasar por alto: el ejercicio físico. La mejor forma de mantenerse sano, además de la alimentación, es el deporte. Combinar ambas cosas hará que se puedan prevenir enfermedades o que se mantengan a raya. 

Pero, ¿pueden las personas mayores con diabetes hacer ejercicio? Por supuesto que sí. La reducción de la sensibilidad a la insulina que se puede observar durante el envejecimiento, también se debe, en gran parte, a la falta de actividad física. Por tanto, el hecho de practicar algún deporte puede mejorar la sensibilidad a la insulina y contribuir a disminuir los elevados niveles de glucosa en sangre a un rango normal. 

«Para las personas mayores, el ejercicio físico no es solo recomendable, sino que es necesario».

El ejercicio físico debe estar adaptado a la edad y al estado global de la persona, ya que también hay que tener en cuenta si existen otras patologías. Siempre es preferible que el anciano diabético realice ejercicio moderado de forma regular, y no de gran intensidad. 

El mejor tipo de ejercicio es el aeróbico, el que incluye natación, pilates, montar en bicicleta o incluso algo tan simple como pasear. También recomendamos tener en cuenta los gustos de cada uno para que el objetivo final sea disfrutar y que la enfermedad se haga más llevadera.

Consejo Cuidado Mayor

En ocasiones, dejamos de lado esa parte tan esencial de la vida que es llevar una nutrición adecuada. Mantenerse sano a largo plazo es muy importante, ya que determinará cómo llegan nuestras personas mayores a la tercera edad. El principal objetivo es que el mayor que padece diabetes lleve una vida lo más saludable posible acorde a sus necesidades.

Nunca es demasiado tarde para empezar. Hacer algunos cambios sencillos en su estilo de vida va a ayudarle a evitar las complicaciones graves de la diabetes en el futuro. Según la Asociación Estadounidense de Diabetes, prevenir o retrasar el inicio de la diabetes tipo 2 es posible y está en su mano.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (11 votos)
Cargando...