Comunidad de cohousing, una alternativa para las personas mayores

Por 13 febrero, 2019mayo 9th, 2019Hogar

Frente a las opciones de vivir en soledad o acudir a una residencia, las cooperativas de cohousing parecen dibujar una alternativa más saludable que abarca todas las necesidades de las personas mayores. En España ya existen más de 20 por todo el mapa. Si quieres saber más sobre los beneficios de la comunidad de cohousing en la vejez, sigue leyendo.

Comunidad de cohousing, una alternativa para las personas mayores

El cohousing se introdujo en nuestro país a medida que avanzaba el nuevo milenio; sin embargo, en los países del norte de Europa lleva en activo desde los años sesenta. Este tipo de iniciativa social y cooperativa tiene como fin el conseguir que las personas mayores ganen mayor autonomía y mayor calidad de vida. Por eso, el cohousing supone una alternativa para las personas mayores.

Frente a las opciones de vivir en soledad o acudir a una residencia, las cooperativas de cohousing parecen dibujar una alternativa más saludable que abarca todas las necesidades de las personas mayores. El cohousing en España ya cuenta con más de 20 por todo el mapa. Si quieres saber más sobre los beneficios de la comunidad de cohousing en la vejez, sigue leyendo.

1 abril, 2019 in Hogar

Cómo adaptar el hogar para ancianos

Las limitaciones que suele conllevar la edad pueden ser resueltas con pequeñas reformas en el hogar que faciliten a los…
Leer más

¿Qué es el cohousing?

El cohousing nace como una necesidad de emanciparse durante la edad adulta, sin depender de nadie más. Mediante el desarrollo de viviendas independientes dentro de un complejo más amplio, se fomenta la cooperación y participación de sus miembros.

El cohousing responde a los principios de la economía colaborativa. Dentro de estas comunidades, sus participantes comparten una serie de gastos que afectan a la comunidad y tienen total control sobre las decisiones de esta.

Algunas de las ventajas del cohousing o vivienda colaborativa es que reducen significativamente los costes totales con respecto a un hogar común o una residencia. También, como su filosofía se basa en la colaboración entre los socios, el impacto ecológico es menor que en cualquier otra circunstancia. Los gastos compartidos suponen un avance con respecto a los respecto a hogares individuales. Además, el uso de las viviendas colaborativas también descarga de costes a las familias, que no tienen que preocuparse de acudir a una residencia.

Algunas de las primeras iniciativas de viviendas colaborativas en España las encontramos en Barcelona, Cardanyola del Vallés, Madrid, San Miguel de Meruelo y Valladolid. Aunque también tienen presencia en más localidades.

El cohousing nace como una necesidad de emanciparse durante la edad adulta, sin depender de nadie más.

Alternativa a la vejez

¿Por qué el cohousing es una alternativa a la vejez? Este tipo de iniciativas suponen un paso adelante en el modo en el que vemos y vivimos la edad adulta. Las cooperativas de cohousing hacen a las personas mayores las dueñas de sus deciones y del modo en el que van a vivir su día a día.

Entre todos los miembros eligen el diseño de la comunidad, la distribución y los servicios que quieren tener. Las iniciativas de cohousing en España muestran cómo sus usuarios han decidido sobre todas las opciones que les proporciona la covivienda.

El cohousing, hace además frente a la soledad que tanto afecta a nuestros mayores. Existen estudios que muestran la relación entre vivir en soledad y el afloramiento de enfermedades como la demencia. Por eso, mediante estas comunidades se hace frente a problemas de soledad, ya que se fomenta en todo momento la vida social. Además de proveer servicios esenciales todos los días como la enfermería, masajista, gimnasio etc.

Beneficios del cohousing

Esta alternativa supone una serie de beneficios que no encontramos en las opciones tradicionales de las personas mayores como son las residencias. Más del 90% de las personas mayores prefiere no abandonar el hogar, por lo tanto, el cohousing es una opción muy atractiva ya que se construye pensado como hogar para sus habitantes.

Esto reduce el deterioro cognitivo que produce la soledad si no se vive en comunidad y el estrés y la depresión que producen en gran medida los retiros en residencias de ancianos.

Muchas personas mayores que no acuden a residencia acaban viviendo solas, lo que significa un aumento considerable de la sensación de soledad.

¿Y los inconvenientes?

El cohousing tiene un sinfín de ventajas y beneficios de cara a la convivencia en la vejez, no obstante, también tiene algunas desventajas mínimas que conviene mencionar.

Por un lado, cabe destacar que aunque en una comunidad de cohousing existen numerosos servicios, no se da el mismo nivel de atención que pueden ofrecer los cuidados a domicilio o los cuidados en una residencia. Estas comunidades no tienen como objetivo último proveer cuidados, si no proveer un modo de vida autosuficiente y colaborativo. Aun así, depende mucho de los servicios que se quieran suministrar en la propia comunidad.

Por otro lado, construir este tipo de iniciativas supone un esfuerzo grande, sobre todo en tiempo y en recursos sociales. Esto se debe a que hay que encontrar un terreno, un diseño adecuado y miembros para la comunidad. Todo esto conlleva suficiente tiempo, ya que todas las decisiones se toman bajo el consenso de los miembros y llegar a cuerdos en muchos casos no es tan fácil.

Si quieres más información sobre el cohousing, en Cuidado Mayor ofrecemos todos los servicios y la información necesaria sobre la vivienda colaborativa para personas mayores.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (1 votos)
Cargando…

Deja una respuesta