Hasta los 100 y más allá: Envejecimento ejemplar

Por 10 septiembre, 2018mayo 9th, 2019Ocio

“Hasta los 100 y más allá” es un completo y fresco documental que nos presenta la realidad de las personas mayores. Existe el ingenio de la vejez, la ausencia de la juventud y la crítica de la sociedad. “Hasta los 100 y más allá” es un documental que habla sin tapujos de los errores de nuestro sistema y los puntos de mejora.

Julia, hasta los 100 y más allá.

El programa comienza con la presentación de Julia, vecina de Huesca que podría ser cualquiera de nuestras madres o abuelas. Sus compañeros de vida son la radio y la televisión. Su hogar lleno de vida, cuadros, sofás color marrón oscuro y cortinas corridas, nos dan la bienvenida a una vida de 100 años en España. Julia está lúcida y bien físicamente.

Julia es atendida por sus hijos, duerme en su hogar y hace vida normal. Es admirable. Sus hijos, ya mayores, reflexionan sobre el amor que le profesan a su madre. Su sueño es volver a su tierra donde nació, Escartín. Ahora es imposible llegar de forma normal. En esas tierras Julia nació hace más de 100 años y durante muchos años trabajó de pastora.

Escartín, 100 y más allá.

Los hijos de Julia hacen el recorrido en auto para ver si sería posible llevar a su madre a su lugar de origen. El resultado no puede ser más desalentador: lleno de regueros, desviaciones, caminos de cabras, empedrado, caminos empinados… el camino se hace intransitable para una persona de la edad de Julia, una persona mayor de 101 años.

Visto que subir en coche se vuelve algo imposible se empieza a barajar la opción de subir en helicóptero. Tras contar con el conforme de la doctora, todos se preparan para subir a Escartín. La familia, nietos, bisnietos e hijos, preparan el gran momento con pancartas y comida tradicional.

Escartín es un pueblito, deshabitado, en lo alto de una montaña. Cuando Julia llega a ese lugar en el que nació hace más de 100 años, le espera su familia con los brazos abiertos. La emoción es incontrolable.

Julia es atendida por sus hijos, duerme en su hogar y hace vida normal. Es admirable

La pérdida, los probelmas y la muerte en los 100 y más allá.

Julia perdió a su marido en un accidente de tráfico, perdió a un hijo con 49 y a otro con 54 años. Alcanzar la vejez, llegar a superar los 100 años implica afrontar pérdidas dolorosas y Julia así lo recoge cuando dice “he llorado, he llorado mucho”.

Julia tiene una cabeza de una persona joven, su cuerpo no. En ocasiones Julia no asume la edad que tiene. Julia pasó un ictus y desde entonces sus hijos decidieron darle soporte en casa.

La protagonista confiesa que su mayor miedo es el sufrimiento, la muerte no le da respeto, sino que la acepta con una sonrisa diciendo “cuando me llegue el momento me habrá llegado”.

Las ayudas cuando uno llega hasta los 100 y más allá.

Julia cuenta en su hogar con un “medallón” blanco con un punto rojo, que conocemos como teleasistencia. Julia dice que le llaman prácticamente de forma diaria para ver qué tal está. Es la ayuda, probablemente, más demandada y usada provista por el Estado para las personas dependientes.

Julia prefiere contar con ayuda en su hogar y dejar el traslado a una residencia para cuando ya sea totalmente necesario e improrrogable. Los profesionales y Julia recomiendan ser atendidos en casa. El hogar es el mejor lugar para envejecer.

La protagonista de “hasta 100 y más allá” cuenta con la atención de sus hijos. No todas las personas mayores cuentan con esa suerte. El poder ser atendido por los familiares es la mejor opción para los mayores ya que estarán rodeados de rostros conocidos, de recuerdos y de anécdotas.

Julia cuenta con una doctora de confianza, especializada en temas de geriatría que les asesora y en la que deposita toda su confianza. Es esta doctora la que les aconseja que suba a su pueblo de nacimiento en avión.

Los gustos de hasta 100 y más allá.

A Julia le encanta leer, a pesar de no haber ido nunca a la escuela. Su autor favorito es el político Revilla, presidente de Cantabria. Una de las recomendaciones para tener una vida plena aun siendo una persona mayor es tener aficiones, y pocas son más sanas que el deporte y la lectura. El deporte, llegada una determinada edad es difícil de practicar, pero la lectura, siempre y cuando la memoria nos dé un respiro es una excelente actividad.

El aprendizaje para los 100 y más allá.

Los profesionales coinciden en que hay una serie de pautas que pueden ayudar a hacer el proceso de envejecimiento más agradable. Algunas recomendaciones serían:

  • El relacionarse es necesario y para ello es importante, como hace Julia, hacer la compra o ir a la peluquería.
  • Afrontar el envejecimiento con felicidad y aceptarlo hace que la gente viva 7 años más de media. El envejecimiento es parte de la vida y lo más sano es verlo con la misma ilusión con que se ve la infancia o la juventud. Cada uno elige la vida que quiere tener, dice uno de los hijos de Julia en referente a la aceptación de la vejez.
  • Tener nuevas experiencias. Julia viaja en helicóptero para llegar a su pueblo. Una nueva actividad que despierta entusiasmo y emociones positivas en la protagonista.

Ejemplos como los de Julia inspiran a los que no somos aún tan mayores a cuidarnos y sonreír.

COMENTARIO HASTA LOS 100 Y MÁS ALLÁ – CUIDADO MAYOR

Buen programa el de “hasta los 100 y más allá”. En este programa, que cuenta con la colaboración de Jordi Évole, se nos presenta la vejez de forma natural, sin tapujos. Sí es cierto que la protagonista del programa “hasta los 100 y más allá” es una persona con una mente lúcida y un aspecto físico envidiable para los 101 años que tiene. Pero más allá de eso nos quedamos con la filosofía de la vida y la aceptación de la vejez que muestra Julia.

Julia valora la familia, tiene aficiones y ganas por vivir. Eso ayuda a que esté sana para la edad que tiene. “Hasta los 100 y más allá” coloca la semilla para que reflexionemos los telespectadores sobre lo que realmente debemos hacer para tener un proceso de envejecimiento pleno. Ejemplos como los de Julia inspiran a los que no somos aún tan mayores a cuidarnos y sonreír.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votos)
Cargando…

Deja una respuesta