Todo sobre la neumonía en mayores

By 10 marzo, 2019 mayo 9th, 2019 Bienestar, Neuropsicología
Neumonia en mayores

¿Conoces a algún mayor que haya tenido neumonía? Seguramente la respuesta es afirmativa. Muchos de nuestros mayores pasan hospitalizados un tiempo debido a problemas respiratorios.

¿Conoces a algún mayor que haya tenido neumonía? Seguramente la respuesta es afirmativa. Muchos de nuestros mayores pasan hospitalizados un tiempo debido a problemas respiratorios.

En España hay más de 100.000 afectados por esta enfermedad, la neumonía, tal y como refleja un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica – SEPAR. Es una de las tres causas de mayor mortandad en personas adultas. ¿Sabes cómo opera la neumonía en mayores? Te lo explicamos en Cuidado mayor, que como empresa especializada en cuidados de personas mayores tenemos experiencia, así estarás prevenido y podrás afrontar estas situaciones.

¿Qué es la neumonía en mayores?

La neumonía, es una patología respiratoria que afecta directamente al pulmón. Si lo explicamos en términos técnicos es una inflamación respiratoria aguda.

Lo que ocurres es que los microorganismos que se encuentran en el interior de los alvéolos se multiplican y eso provoca una infección de los pulmones. Llegado ese momento nuestro organismo intenta combatir esta infección y es cuando los alvéolos pulmonares se inflaman y se llenan de líquidos. En ese momento la respiración de nuestro mayor se vuelve complicada.

La neumonía, es una patología respiratoria que afecta al pulmón

¿Cuáles son los principales motivos de neumonía en mayores?

La neumonía en mayores está clasificada en base al germen que la origina y al lugar donde se contrae la infección. Nos encontramos con varias causas:

1. Neumonía en mayores adquirida en la comunidad:

Es la más frecuente. Se da el contagio fuera de los hospitales y la causa puede ser debida a: bacterias, típico ejemplo en que ocurre después de un resfriado o gripe; organismos tipo bacterias, los síntomas de esta neumonía suelen ser algo más leves del resto; hongos, suelen darse en personas mayores con problemas de salud crónicos o sistemas inmunitarios débiles; y virus, una neumonía leve que pueden causar resfriados y gripe.

2. Neumonía en mayores contagiada en el hospital:

Muchos mayores son ingresados en los hospitales por alguna dolencia y desgraciadamente durante el tratamiento de esa dolencia contraen neumonía. La neumonía que se contrae en estos centros suele ser peligrosa ya que es más fuerte que el resto y suele estar inmunizada a los antibióticos. Cuando un mayor usa un respirador suele tener más probabilidades de contraer una neumonía.

3. Neumonía adquirida por cuidado de la salud en mayores:

Se da en las personas que viven en una instalación de cuidado de la salud durante un largo plazo de tiempo. Como en el caso anterior esta neumonía es peligrosa por estar los virus inmunizados a los antibióticos.

4. Neumonía en mayores por aspiración:

Este tipo de neumonía en mayores ocurre cuando se inhala comida, bebida, vómito o saliva que alcanza los pulmones.

Neumonia de ancianos

¿Cuáles son los síntomas de la neumonía en mayores?

Nos encontramos con dos tipos de neumonía en mayores:

Neumonías típicas: consisten en la aparición durante 2 o 3 días de unas horas de tos acompañadas de expectoraciones purulentas, con sangre y dolor torácico y escalofríos.
eumonías atípicas: neumonías que vienen acompañadas de síntomas más graduales como décimas de fiebre, malestar general, dolores musculares y articulares, cansancio prolongado y dolores de cabeza.

En la mayoría de las neumonías de ancianos tienen síntomas de ambas tipologías.

¿Hay factores de riesgos para contraer neumonía en mayores?

Existen algunos factores de riesgos que alteran las defensas de los organismos y hacen más factible la neumonía en mayores. Algunos de estos factores podrían ser:

– Consumo de drogas.
– Desnutrición u obesidad.
– Demencia.
– Gripe.
– Tratamientos inmunosupresores o corticoides.
– Residencia en centros de enfermos.

Existe un riesgo superior si el afectado es una persona mayor con edad superior a los 80 años, ¿los motivos? Las defensas en estas personas mayores son menores.

10 marzo, 2019 in Bienestar, Neuropsicología

Todo sobre la neumonía en mayores

¿Conoces a algún mayor que haya tenido neumonía? Seguramente la respuesta es afirmativa. Muchos de…
Read More

¿Cuál es la evolución de la neumonía en mayores?

Como toda enfermedad la neumonía presenta unas características, pero sí es cierto que no todos los mayores presentan los mismos síntomas. Los síntomas más comunes de la neumonía en mayores serían:

– Escalofríos
– Fiebre
– Tos constante junto episodios de sangre

En ocasiones, la neumonía se vuelve más agresiva y presenta síntomas más graves en nuestros mayores. Junto con los anteriores podríamos enunciar los siguientes:

– Dolores de cabeza similares a la jaqueca
– Dolores generales en articulaciones y músculos
– Molestias gastrointestinales de cierta gravedad
– Taquicardias
– Cansancio y desorientación

En muchas ocasiones la neumonía en mayores termina con la hospitalización del anciano. Rara es la ocasión en que si el afectado es una persona mayor no existan complicaciones. Además, si el mayor tiene una edad superior a los 65 años, es probable que los síntomas no sean tan manifiestos, ya que la familia los achaque a dolencias típicas de la edad.

¿Cuál es el tratamiento para la neumonía en mayores?

Lo más habitual si un mayor tiene neumonía es el uso de los antibióticos. Si la neumonía ha tenido por desencadenante una gripe grave se usarán antivirales. Para que los antibióticos puedan cumplir su función y puedan erradicar a las bacterias es necesario el anciano esté siempre bien hidratado y en estado de reposo.

Si con el tratamiento anterior la neumonía no remite se hará uso de un tratamiento de oxigenoterapia, que dependerá del oxígeno arterial del paciente. Si a pesar de esta medicación la neumonía no remite y continúan las complicaciones será necesario una medicación broncodilatadora.

Cada mayor no responde de la misma forma a los medicamentos, por tanto, serán los profesionales sanitarios los que en función de la respuesta del mayor diagnosticarán un fármaco u otro.

Ancianos con neumonia

¿Cómo prevenir la neumonía en mayores?

La neumonía en ancianos es una de las principales causas de fallecimiento en personas adultas. Es importante por tanto tomar las medidas oportunas para prevenir la llegada de esta enfermedad. La gran mayoría de las indicaciones nos son habituales y no son difíciles de seguir:

Mayores vacunados: Existen vacunas que nos pueden ayudar a prevenir contraer una neumonía. Es bueno hablar con el médico para que nos informe sobre avances y sobre el estado de nuestras vacunas.
Buena higiene: Es necesario tomar siempre medidas de higiene y lavarse las manos siempre que sea posible.
No fumar: Los mayores que fuman, tienen más probabilidad de tener infecciones respiratorias.
Sistema inmunitario fuerte: Es fundamental tener las defensas en buen estado. Por ello es necesario nuestros mayores duerman lo suficiente, den paseos con habitualidad y lleven una dieta saludable.

Las indicaciones anteriores son siempre recomendables para toda persona, pero más aún para nuestros mayores o personas que estén próximas a éstos.

¿Cuáles son las posibilidades de superar una neumonía en mayores?

La medicina ha avanzado muy rápido en los últimos años y eso hace que existan tratamientos que ayudan a mejorar el estado de salud de las personas mayores con neumonía.

Los profesionales sanitarios, se toman mucho interés en atender a este sector de la población ya que saben que son especialmente vulnerables. Se les ayuda con los nutrientes apropiados y los antibióticos para cada situación.

El problema puede ocurrir una vez se da el alta a la persona mayor y se la envía a casa. Ahí puede haber otro episodio de neumonía en el mayor, quizá por no haber sido erradicada en su totalidad.

neumonia en personas mayores

Las recaídas de neumonía en las personas mayores pueden llegar a ser graves. En el domicilio es bueno contar con personas que estén atentas a la evolución de la persona mayor dependiente. Para ello siempre se recomienda contar con los servicios de una cuidadora especializada como Cuidado mayor.

La neumonía en mayores, en adultos o en niños no es contagiosa como tal. Lo que sí es contagioso son los virus que la provocan. Al final en estar en un ambiente donde hay virus puede fomentar el que se contraiga alguna enfermedad, que puede derivar en neumonía.

¿Cuidados en casa para neumonía en mayores?

En Cuidado mayor siempre recomendamos el evitar los ingresos de nuestros mayores. El ingresar a un anciano en el hospital lleva siempre aparejado una desorientación del mismo y un empeoramiento generalizado. Por tanto, si no es imprescindible, es recomendable tratar al mayor en su domicilio y si se dispone de recursos contratar a una cuidadora de ancianos con una empresa especializada como Cuidado mayor.

Neumonia ancianos

Dicho esto, si el mayor ha estado en el hospital y le han dado el alta pasará a estar en casa y su cuadro será el siguiente:

Tos: Tendrá tos, pero esta irá poco a poco remitiendo. Normalmente en un plazo de entre 7 y 15 días la tos deberá haber desaparecido.
Dormir: El mayor dormirá peor de lo habitual, tendrá insomnio durante las primeras noches y no tendrá apetito.
Cansancio: De forma generalizada estará cansado, hasta pasado medio mes en que recuperará el nivel de actividad previo.

El hecho de que den el alta a nuestro mayor no significa que esté nuestro familiar totalmente curado, y por ello deberemos seguir atendiéndolo y ayudando a su organismo a sanar. Existen, junto con los fármacos que recomienden los profesionales sanitarios, ejercicios que pueden ayudar a una recuperación más rápida en nuestros mayores. Estos podrían ser:

Respiración: Hacer uso de algún trozo de tela o trapo, mojado con agua caliente y colocarlo sobre la nariz y la boca de la persona mayor. Respirar de forma alternativa aire húmedo y caliente. De esta forma se eliminará la mucosidad pegada. Hacer ejercicios de respiración profunda varias veces cada hora. Esto hará que el anciano esté más tranquilo, se abran más las vías respiratorias y descanse mejor.

Abdomen: Cuando el mayor este tumbado se le pueden dar pequeños golpecitos suaves en el pecho varias veces para ayudarlo a expulsar los mocos acumulados.

Ahora que conoces las causas y soluciones de la neumonía en mayores te animamos desde Cuidado mayor a prevenir que pueda ocurrir algo así a tu familiar. Si puedes atender a tu familiar será la mejor solución posible sino es así la contratación de un cuidador especializado con una agencia de cuidados especializada, como Cuidado mayor, es una excelente alternativa.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votos)
Cargando…

Leave a Reply