¿La residencia de ancianos es la mejor opción?

Por 2 enero, 2019mayo 9th, 2019Hogar
residencia-anciano

¿Es la residencia de ancianos la mejor opción? ¿Hemos pensado en otras opciones? Una cosa es cierta, sí que es la primera solución que planteamos porque es la realidad para muchos de los ancianos hoy en día. Aun así, las residencias pueden suponer costes desmesurados y problemas cognitivos relacionados con la autoestima en nuestros mayores.

Supongamos que tenemos un familiar con un relativo grado de dependencia. Cuidar de él en casa se nos empieza a hacer una tarea tediosa. No tenemos tiempo, el desgaste mental para todos los implicados es evidente y no sabemos qué hacer. Es entonces cuando empezamos a pensar en varias soluciones y la primera que se nos viene a la cabeza es la de la residencia de ancianos.

Es normal que esta sea la primera solución en la que pensamos, ya que es la más fácil aparentemente. Todos conocemos a alguien que ha ido a una residencia, probablemente siempre vemos una de camino al trabajo. Y, además, creemos que el estar en un centro con otras personas mayores es la mejor opción para nuestro familiar.

Sin embargo, ¿es la residencia de ancianos la mejor opción? ¿Hemos pensado en otras opciones? Una cosa es cierta, sí que es la primera solución que planteamos porque es la realidad para muchos de los ancianos hoy en día.

Aun así, las residencias pueden suponer costes desmesurados y problemas cognitivos relacionados con la autoestima en nuestros mayores. Es por eso por lo que a veces la primera opción, no suele ser la mejor.

1 abril, 2019 in Hogar

Cómo adaptar el hogar para ancianos

Las limitaciones que suele conllevar la edad pueden ser resueltas con pequeñas reformas en el hogar que faciliten a los…
Leer más

Aspectos psicosociales

Por un lado, nos gustaría mencionar algunos de los aspectos que afectan en la vida de nuestros mayores cuando ingresan en una residencia. A nivel cognitivo, los cambios que sufren los ancianos se suelen traducir en cuadros depresivos y de estrés. El paso de vivir en el hogar, en un entorno que se conoce, a otro completamente desconocido y compartido puede generar cierta tensión psicológica y momentos de estrés, como recoge este relato sobre el ingreso de una persona mayor, la abuela de Bruno, en una residencia.

Sin embargo, este hecho de que sea un lugar compartido, sí que puede afectar de manera positiva. Esto se debe a que, en las zonas comunes de las residencias, nuestros mayores pueden socializar de una manera más abierta.

Por otro lado, la tendencia a la depresión y el estrés aumenta cuantitativamente en los ancianos tras el ingreso en una residencia. Este mismo hecho puede ser interpretado como gesto de ‘carga’ de los familiares, lo que genera sentimientos conflictivos en nuestros mayores. Llegados a este punto, tienden a aislarse y el deterioro que sufren debido a la edad es mayor cuando se encuentran en un periodo de tensión cognitiva.

Aspectos económicos

Llegando al tema económico, ya hemos visto en otras publicaciones cuánto puede costar una residencia de ancianos. Puede parecer a priori la opción más económica, no obstante, supone un desembolso considerable que no todas las familias pueden llegar a permitirse.

residencia-ancianos

Hay que tener en cuenta que los costes de una residencia incluyen los servicios, infraestructuras, personal etc. Todos estos costos se acumulan y varían dependiendo, entre otros, del tipo de residencia. Dentro de este punto podemos ver que afectan varios factores: si es residencia pública o privada, localización, servicios, cantidad de personal.

Además, los precios de las residencias de ancianos pueden fluctuar en el tiempo, lo que llevaría en muchos casos a confusiones.

Barajando otras opciones

El objetivo de este artículo es plantear la idea de que existen otras opciones que pueden ser más interesantes según qué caso. Las residencias siempre suelen ser la opción más fácil, pero supone unos costes económicos y emocionales difícilmente asumibles.

Otra de las principales opciones es la de contratar un cuidador o una cuidadora para nuestro familiar. Esto supone una ventaja sobre las dos debilidades de las residencias de ancianos, que son el precio y el estado mental de nuestros mayores. Por un lado, el precio lo elegiríamos nosotros en función del tipo de contrato de la cuidadora. Puede ser interna o externa, media jornada o completa etc.

Los cuidados en este caso son en el propio domicilio, un entorno que nuestro familiar conoce, rodeado de sus recuerdos y de sus conocidos

Además, los cuidados en este caso son en el propio domicilio, un entorno que nuestro familiar conoce, rodeado de sus recuerdos y de sus conocidos.

Por otro lado, existen las iniciativas de cohousing, como presentamos en un artículo reciente. Aunque en un primer momento esto supone un cierto grado de autonomía e iniciativa, también representa una alternativa a las residencias y a los cuidados en el propio domicilio.

A nivel cognitivo, los cambios que sufren los ancianos se suelen traducir en cuadros depresivos y de estrés

Qué aporta Cuidado Mayor

Hemos presentado cuáles son las principales desventajas de optar por una residencia de ancianos para nuestros mayores. Estas, suponen una carga económica alta y con una alta probabilidad, el deterioro del estado de salud mental de nuestros familiares.

Desde Cuidado Mayor queremos apostar por contribuir al bienestar de nuestros mayores. Creemos que los cuidados en el hogar por una cuidadora o cuidador suponen una de las opciones más acertadas. Por ello, nos encargamos de seleccionar a los cuidadores y cuidadoras mejor cualificados y que se adapten a las necesidades de nuestros mayores.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votos)
Cargando…

Deja una respuesta