Tratamientos para el Parkinson

Por 6 diciembre, 2018mayo 9th, 2019Neuropsicología
tratamiento-parkinson

A pesar de ser una enfermedad de la que todavía no se conoce cura, sí que existen diferentes tipos de tratamientos para el Parkinson que ayudan a combatir sus síntomas.

Parkinson y diagnóstico

Como ya sabemos, la enfermedad del Parkinson es una realidad a la que nos enfrentamos día a día. Se caracteriza principalmente por ser una enfermedad de tipo neurodegenerativo, que causa en sus pacientes espasmos musculares, rigidez y malestar. A pesar de ser una enfermedad de la que todavía no se conoce cura, sí que existen diferentes tipos de tratamientos para el Parkinson que ayudan a combatir sus síntomas.

El Parkinson afecta principalmente a nuestros mayores sin embargo, se pueden contar casos aislados de diagnóstico en edades más tempranas. Una vez diagnosticada la enfermedad del Parkinson, nuestro neurólogo nos recomendará diferentes tratamientos. Estos tratamientos dependerán del grado de desarrollo de la enfermedad y del perfil del paciente.

Los tratamientos para el Parkinson pueden ser de diferentes tipos: tratamientos con medicamentos, cirugías, introducción de hábitos de vida saludables o incluso algunas medidas alternativas.

A continuación, mostraremos algunos de los tratamientos que parecen tener una efectividad más alta contra los síntomas de esta enfermedad.

18 diciembre, 2018 in Neuropsicología

Parkinson y Alzheimer

Parkinson y Alzheimer son dos enfermedades de tipo neurodegenerativo. Ambas afectan principalmente al sistema nervioso y no se dispone todavía…
Leer más

Medicamentos y parkinson

El principal tratamiento para el Parkinson que se nos suele recomendar, es la utilización de fármacos para así controlar las reacciones químicas del cerebro. Esto se debe a que el Parkinson afecta directamente a la producción de dopamina, principal sustancia encargada del movimiento muscular. Por ello, algunos de los medicamentos que se recetan tienen la función de generar dopamina en nuestro cerebro, como es el caso del Carbidopa-levodopa.

Este medicamento suele ser de los tratamientos para el Parkinson más efectivos, ya que actúa directamente en el cerebro y se transforma automáticamente en dopamina. Ayudando así a frenar los síntomas de la enfermedad. No obstante, también presenta ciertos efectos secundarios como pueden ser las náuseas, jaquecas o la hipotensión ortostática, que afecta a la presión arterial.

tratamiento-prevencion-parkinson

También encontramos otra serie de medicamentos en el tratamiento para el Parkinson que buscan simular las reacciones de la dopamina. A través de reacciones químicas complejas, estos medicamentos aparecen como un sustitutivo artificial de la dopamina, por eso reciben el nombre de agonistas de la dopamina. Se pueden consumir en forma de pastilla y en forma de inyección, y también tienen los mismos efectos secundarios que la Carbidopa-levodopa. Algunos de estos medicamentos que simulan la dopamina son el Pramipexol, el Ropinirol o la Rotigotina.

Por otro lado, y complementarios a los medicamentos que se encargan de suplir las carencias de dopamina, también tenemos los anticolinérgicos. En el tratamiento para el Parkinson, estos medicamentos cumplen la función de relajantes musculares. Suelen ser de efecto inmediato, aunque no se recomienda su uso prolongado por los posibles efectos secundarios.

Cirugía y parkinson

Además de los medicamentos, los médicos pueden recomendarnos también la opción de ciertos tipos de cirugías. Son tratamientos bastantes comunes y pueden ser cirugías de carácter reversible o, por otro lado, irreversible.

La cirugía más típica usada en pacientes de Parkinson es la estimulación cerebral profunda. Esta práctica está basada en el tratamiento de impulsos eléctricos directos al cerebro para así estimularlo. Igual que los otros tratamientos, no puede curar la enfermedad, pero sí paliar los síntomas de una manera bastante eficaz.

tratamiento-medicacion-parkinson

De este modo, mediante la colocación de una serie de electrodos, se busca estimular las áreas del cerebro afectadas por la enfermedad. Aunque efectivo, este tratamiento también conlleva ciertos efectos secundarios típicos de una cirugía, como por ejemplo: la incompatibilidad con los implantes, complicaciones de la cirugía, infecciones… etc.

Además de los medicamentos, los médicos pueden recomendarnos también la opción de ciertos tipos de cirugías.

Tratamientos alternativos para el parkinson

Como las experiencias en los hospitales y con algunos medicamentos pueden ser traumáticas, también existen otros tratamientos para el Parkinson alternativos. Estos tratamientos son igualmente recomendables por la mayoría de los neurólogos y van desde nuevos hábitos saludables a terapias alternativas.

En primer lugar, encontramos que la introducción de algunos estilos de vida saludables puede ayudar con los síntomas del Parkinson. Factores como la alimentación y la introducción de fibra en la dieta o alimentos ricos en omega 3 afectan positivamente a los enfermos de Parkinson. Como es una enfermedad que afecta principalmente a nuestros mayores, un mayor control de la dieta puede resultar muy satisfactorio en el tratamiento.

Además, la introducción de otros hábitos de deporte como caminar o hacer gimnasia ligera también ayuda a que los síntomas visibles se reduzcan considerablemente. Algunos médicos recomiendan la práctica del Taichí para adquirir un mayor control de los movimientos musculares.

Por otro lado, existen algunos remedios alternativos como la aplicación de masajes localizados, que ayuda a mejorar la musculatura y la sensibilidad de los enfermos de Parkinson. De igual modo, algunos estudios recientes evidencian que el uso de cannabinoides como el cannabidiol o CBD, tienen un efecto bastante positivo en el tratamiento para el Parkinson.

Un mayor control de la dieta puede resultar muy satisfactorio en el tratamiento.

La recomendación de Cuidado Mayor

Desde Cuidado Mayor entendemos que la enfermedad del Parkinson la sufre tanto el paciente como la familia, por ello nos parece tan importante conocer todos sus aspectos. Una vez barajada la situación y haber escuchado las recomendaciones de los especialistas y de la familia, es cuando se tomará una decisión al respecto. Sin embargo, la opción última de qué tratamiento para el Parkinson se va a seguir, siempre es del paciente. Porque creemos que nadie conoce mejor una enfermedad que la persona que la padece.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (2 votos)
Cargando…

Deja una respuesta