Causas y consecuencias de la sordera en mayores

Por 23 febrero, 2020marzo 1st, 2020Consejos

¿Sabías que un 8% de la población en España posee problemas auditivos como sordera? Una de las principales causas de sordera en nuestros mayores, es el mero paso del tiempo, que va debilitando los sistemas con los que contamos para poder tener contacto con nuestro medio, pero existen otros factores. 

Es importante saber el qué puede causar sordera, para así poder prevenirlo antes de que aparezca, o contar con los medios para tratarla, una vez que ya ha ocurrido. Aunque la sordera pueda tener diferentes causas, la mayoría de las personas sordas pueden experimentar como consecuencia problemas psicológicos, físicos y sociales como consecuencia de la pérdida de audición. 

¿Y yo, que puedo hacer por mi persona mayor? ¿A qué señales tengo que estar atento con mi ser querido para percatarme si sordera está apareciendo?Desde Cuidado Mayor, queremos darte las claves para que comprendas csi tu persona mayor está pasando por un inicio de sordera y cómo y por qué tu ser querido que está quedando sordo.

¿Qué causa sordera?

Las causas de la sordera  son múltiples, la primera diferenciación está en su origen hereditario o adquirido con el paso del tiempo.

Causas heredadas

La sordera hereditaria puede ser congénita – naces con ella– o no congénita o no congénita. 

El hecho de que la sordera esté presente cuando  la persona nace, no significa necesariamente que la causa es hereditaria; pudiendo ser producto de un agente ambiental como un virus (como el caso de la rubéola materna). Existen sorderas cuya causa se encuentra en los genes, son hereditarias, pero no se manifiestan hasta  la adultez, esto es: son de debut tardío. La sordera relacionada con la edad puede ser de origen hereditaria o adquirida. 

Si un pariente cercano a ti está padeciendo sordera y  se debe a una causa hereditaria, existe la prueba del análisis genético que te podrá informar de la probabilidad de presentar la misma enfermedad.

Causas adquiridas

Existen causas médicas que pueden  propiciar la sordera en nuestros mayores, por esa razón debemos tener muy en cuenta su salud y acudir a los profesionales cuando estos presenten síntomas, aunque sean leves de malestar. Así como, seguir las pautas que el especialista manda y tener un especial cuidado en que nuestros mayores se toman la medicación que deben y en la proporción adecuada. Si no podemos estar pendientes de esto diariamente, sería interesante contactar con los servicios de las cuidadoras profesionales para asegurar la salud de nuestros mayores. 

Las alteraciones que podrían derivar en sordera en nuestros mayores son: 

  • Enfermedades infecciosas: meningitis, sarampión o parotiditis. 
  • Otitis: presencia de líquido en el oído. 
  • Medicamentos: como los empleados para la tuberculosis farmacorresistente o distintos tipos de cáncer. 

Además, es importante mantener una buena higiene en nuestros mayores: 

  • Obstrucción de cerumen: o cuerpos extraños en los oídos de nuestros mayores. 

Y tener cuidado con:

  • Caídas: que afectan a la cabeza o a los oídos. 
  • Exposición a ruidos: excesivamente elevados como conciertos o el uso de los aparatos cascos a un volumen elevado durante largo períodos de tiempo.  
  • Alcohol: incluso los bebedores moderados corren el riesgo de padecer daños cerebrales entre los que se encuentra la zona encargada de la audición. 
  • Tabaco: fumar aumenta el riesgo de sordera relacionada con la edad. 

Existe otra causa, contra la que «no podemos hacer nada», pues el tiempo pasará para todos, lo que sí podemos hacer es vivir nuestros días de la manera más sana posible y cuidar nuestro cuerpo para prevenir así la disfunción de nuestras facultades con la vejez. 

  • Envejecimiento

Sordera por envejecimiento 

¿Sabías que 1 de cada 1000 personas adquiere sordera a lo largo de su vida? A medida que nos hacemos mayores, existen unas células que se encuentran en nuestro oído interno, encargadas de la detección del sonido que comienzan a morir –células ciliadas–. Si bien es verdad, que esta muerte celular nos ocurre a todos, algunas personas se quedan sordas antes.  

«La pérdida de audición por envejecimiento también se conoce como Presbiacusia».

Uno de cada cinco adultos y más de la mitad de las personas de más de 80 años sufren pérdida de audición.

¿Síntomas de sordera?

¿A qué señales tengo que estar atento para detectar la sordera en mi persona mayor?  La sordera relacionada con la edad tiene un desarrollo lento y gradual, lo que dificulta su identificación, pero existen ciertos síntomas y señales que pueden servirnos de guía para descubrir una posible pérdida de audición en nuestros mayores. 

  • La persona mayor tiene mayor dificultad para identificar sonidos o voces agudas como las de los niños o las mujeres. También las consonantes: s,t,k,p,b y f. Esto ocurre porque en la mayoría de los casos la sordera afecta a los tonos con altas frecuencias. Le resulta difícil identificar el sonido del timbre, despertador o el teléfono. 
  • La persona mayor tiene mayor dificultad para entender en situaciones como reuniones familiares con mucha gente, fiestas o eventos donde hay un gran ruido ambiente lo cual le dificulta la identificación de sonidos. 
  • La persona mayor tiene mayor dificultad para escuchar si le hablas desde atrás. Si le miras de frente, su cerebro contará con la ayuda que le dará tu gesticulación con los labios y podrá «combinar» el mensaje para entenderlo mejor. La visión es su único canal de información y por tanto no puede dividirlo. A diferencia del oyente, el sordo no puede realizar una tarea y simultáneamente recibir información auditiva.

¿Cómo tratar los síntomas?

¿Cómo se trata la pérdida de audición relacionada con la edad? ¿Se puede curar?  Lamentablemente, aún no se ha descubierto una «cura definitiva» para la sordera. Es una realidad, que la sordera relacionada con la edad suele empeorar con el paso del tiempo de manera gradual, pues nuestras facultades van mermando. Por lo que es indispensable que llevemos a las consultas, exámenes y revisiones pertinentes a las personas mayores, para asegurarnos de dar con los problemas y poder paliarlos.

En los casos más leves, y sobretodo al principio, se puede probar o complementar el tratamiento con el uso de amplificadores de sonidos que podrán ser utilizados en el teléfono móvil de la persona mayor; herramienta de especial importancia para tener localizados a nuestros mayores y poder así sentirnos tranquilos. 

En la mayoría de los casos, la sordera se trata con el uso de audífonos digitales. Estos aparatos tan modernos sirven para que la persona mayor pueda «recuperar» parte de la audición perdida, potencian la audición que aún queda en ellos.

En los casos de sordera profunda, puede llegar a tratarse con implantes.

10 enero, 2019 in Cuidadores

Cuidar en casa

Todos envejecemos, es una realidad. En muchas ocasiones no es sencillo el saber qué hacer y cómo afrontar este hecho.…
Leer más

«En la mayoría de los casos, los audífonos son de gran ayuda».

Además, es interesante plantearse la idea de aprender lengua de señas. Esta recomendación, solo la hacemos si la persona mayor tiene cierto interés en nutrirse de este aprendizaje, además, si acude a un curso con otras personas de su edad que están pasando por la misma situación, se verá reconfortando, comprobará que no es la única persona que está pasando por ello y mejorará su autoestima. También puede ser útil que se entrene en la lectura de labios u otras estrategias visuales para apoyar la comunicación. Es importante, actuar de manera natural ante esta situación, intentar solucionarla, pero también normalizarla.

Consecuencias en nuestros mayores

¿Cómo les afecta? Existen simulaciones de pérdida de audición, las que nos ayudaran a ponernos en la situación de nuestra persona mayor. Podemos probar a escuchar de manera ‘nítida’, como escuchamos todos los que no tenemos ningún problema de audición y de la manera a la que estaban acostumbrados nuestras personas mayores. E ir comparando esa escucha, con las derivadas de los fallos de audición y aplicar este ‘déficit’ a nuestra vida diaria. Imagínate realizar las tareas cotidianas más sencillas y automáticas como ir al supermercado, que sin ayuda, se puede volver algo realmente complicado porque literalmente no estás entendiendo aquello que el cajero te intenta decir. Es normal y frecuente si no hay un conocimiento y tratamiento adecuado que la persona comience a sentirse ‘discapacitada’ y comience a intentar evitar estas situaciones. Realidad que a la larga puede significar un verdadero problema en la actitud y ganas de vivir de nuestros mayores.

«Una persona sorda puede hacer cualquier cosa igual que un oyente, excepto oír».

La persona mayor se siente menos funcional: lo primero que tenemos que tener en cuenta es que las personas mayores van sintiendo cómo su mundo va cambiando, porque la percepción que tenemos del mundo no es, sino gracias a nuestros sentidos. Por eso, puede que la persona se sienta «impedida» de realizar ciertas actividades cotidianas que antes hacía sin problema y puede que una «estrategia» para enfrentarse a esta realidad sea intentando evitarla. O que todo lo contrario, se queje mucho de todas las cosas que no se siente capaz de realizar. 

La persona mayor muestra  problemas de comunicación: la incapacidad para mantener una conversación de una manera «normal», o sentir que se pierde en una conversación puede tener importantes efectos sobre nuestros mayores, generando sensación de soledad y frustración que puede derivar en comportamientos de aislamiento. Tenemos que tener muy en cuenta esta situación para tomar las medidas necesarias con nuestros mayores en su ámbito social. 

La persona mayor tiene problemas psicológicos: es importante entender que para comprendernos en el uso del lenguaje es importante el tono, intensidad y ritmo con el que se habla. Esto nos permite distinguis las diferentes situaciones comunicativas y percibir la emoción que subyace al mensaje. Así nos damos cuenta de si la persona que tenemos delante se muestra afectuosa, enfadada o preocupada por ejemplo. Estas emociones son difíciles de percibir por las personas sordas, su comprensión se va viendo limitada a las percepciones visuales que en ocasiones dan lugar a errores.  sordera no tratada puede tener como resultado efectos negativos entre los que se encuentran :

  • Vergüenza, culpabilidad e ira
  • Pena
  • Problemas de concentración
  • Tristeza o depresión
  • Preocupación y frustración
  • Ansiedad y desconfianza
  • Inseguridad
  • Autocrítica y baja autoestima/confianza en sí mismo
  • Aislamiento y retraimiento
  • Pérdida de atención
  • Distracción/Falta de concentración
  • Problemas en el trabajo: puede que tengan que dejar el trabajo/jubilarse
  • Pérdida de intimidad
  • Problemas sexuales

La persona mayor tiene  consecuencias físicas: que pueden variar desde dolores de cabeza y tensión muscular hasta estrés y aumento de la presión arterial. Es importante estar atento a los siguientes síntomas:

  • Cansancio
  • Cefalea
  • Vértigo
  • Músculos en tensión
  • Estrés
  • Problemas con los deportes
  • Problemas de alimentación y/o sueño
  • Problemas estomacales
  • Aumento de la presión sanguínea
  • Problemas sexuales

Lecturas: sordo y qué

Sabemos lo que os gusta que os recomendamos libros o material audiovisual que pueda reflejar parte de vuestras vidas. Nos hacéis llegar el bien que os genera el contar con material de calidad con el que os sentís identificados. 

La recomendación de hoy de Cuidado Mayor es el libro: sordo y qué. Se trata de un libro que recoge los relatos en primera persona sobre cómo han ido sorteando los obstáculos diferentes personas sordas.Se trata de historias que se pueden dar en casos reales, positivas y esperanzadoras sobre cómo alcanzar el éxito personal o profesional.

¿Para quién? Para todas las personas sordas aunque sea en un grado leve, a sus familiares, amigos cercanos o cualquier persona interesada en los procesos internos que envuelven la pérdida auditiva. También para el resto de la sociedad que en ocasiones se siente alejada y no entiende estas realidades.

Sordera mayores

¿Por qué? Por su buena descripción de las vivencias a las que se puede enfrentar una persona sorda y los sentimientos que a ellas envuelven.

Beneficios psicológicos: acercarte mediante la lectura a dificultades cotidianas parecidas a las tuyas, te hará no sentirte “un bicho” raro y aceptar tu situación. Además, ver cómo otra persona se enfrenta a ellas ampliará tu campo de visión a nuevas estrategias de afrontamiento.

Más allá de la sordera

El equipo de psicólogos de Cuidado Mayor conoce la importancia radical que tiene en nuestra vida la influencia de nuestro concepto de nosotros mismos y cómo nos sentimos emocionalmente con la realidad que nos rodea. Es verdad que hay situaciones que no podemos revertir, como la sordera, pero sí podemos combatir muchos de sus síntomas negativos en nuestra mente. La misma situación puede ser abordada desde diferentes enfoques, en nuestra mano está enfocarnos en los aspectos positivos que sí que están en nuestra vida.

Pero esta es la teoría, que todos conocemos. Ser capaces de llevar esta teoría a la práctica suele ser tarea más complicada. Por eso hemos decidido acercaros a ciertos personajes ilustres de la historia, que aunque todos conocemos sus logros, la mayoría no conocíamos las batallas contra las que han combatido para conseguirlo. 

«Una persona sorda es exactamente igual que una persona normal, solo que no escucha».

Desde Cuidado Mayor queremos reafirmarnos en que discapacidad y éxito no son incompatibles. Nos hemos volcado en la historia para rescatar ciertos personajes conocidos por sus hitos y aquello que nos han “regalado” a la sociedad. Pero su hito más grande ha sido la batalla interna que han ganado contra ellos mismos,siendo conocedores del potencial que tenían dentro y permitiendose explotarlo.

Te sorprenderá conocerles y adentrarte en un pequeño viaje por la historia de estas  personas ilustres en nuestra sociedad, admirados y respetados que se han visto envueltos en problemas como la sordera.

21 febrero, 2019 in Bienestar, Cuidadores

¿Qué hacer cuando nuestro anciano no se deja cuidar?

¿Tu padre mayor o abuelo o hermano no acepta la ayuda de buen grado? Es una situación normal, que se…
Leer más

En ese caso todas las teorías desaparecen , se esfuman ante la cruel realidad , ésta te choca de tal manera , que por instinto nada más , comienza la danza de las manos para comunicarte, por instinto comienza la colocación de carteles en la casa , de imágenes.

Beethoven

Todos conocemos a este conocido compositor clásico, pero ¿cuántos sabéis que fue sordo? Sin diagnóstico y sin tratamiento, convivió con esta realidad.  Poco después de la presentación de su Primera Sinfonía, comenzaron los primeros síntomas.

«Su déficit auditivo convivió y forjó su genialidad».

Pero el amor que sentía por la música forjó su carácter que no le hizo abandonar su carrera como compositor. Es más, a medida que los síntomas de sordera avanzaban, él iba adaptando sus composiciones a estos. Por lo que de alguna manera, la sordera forma parte de la magia de sus composiciones.  «Al principio, la pérdida de audición empezó con las notas más agudas […] A medida que la sordera avanzaba, Beethoven tendía a usar más las bajas y medias». Fue adaptando las frecuencias que utilizaba a aquellas que mejor oía. 

Francisco de Goya

En el año 1793 el pintor Francisco de Goya contrajo una enfermedad que le provocó fuertes dolores de cabeza, alucinaciones, dificultades para caminar y vértigos. Aunque los síntomas remitieron, la sordera que le provocó no.

«La sordera como fuente de creatividad».

Esta nueva situación parece que marcaron el inicio de su serie negra, obras en las que el pintor plasmaba el contenido de su imaginación de una manera más amplia y libre. La sordera le propició una evolución hacia un nuevo tipo de arte, más cercano a su mundo interno: expresivo y personal. Goya, siguió pintando hasta el final de sus días. 

Helen Keller 

A sus 19 meses de edad una enfermedad la dejó sordociega. Superando las dificultades consiguió hablar, escribir, leer y graduarse en la Universidad. Se convirtió en una reputada escritora y activista política.

«Una vida dedicada a la superación».

¿Por qué es importante conocer estos casos? Por que, en esta vida todos tenemos muchas batallas que librar, y la mayor batalla es contra nuestro yo interno que nos habla y nos juzga. Por eso está bien intentar ir cambiando patrones de pensamientos, e interiorizar: «Si ellos pueden, ¿por qué yo no voy a poder?»

Consejo Cuidado Mayor

Desde Cuidado Mayor, empresa especializada en el cuidado de los mayores creemos que es importante conocer cuales son las consecuencias que puede tener en la vida de nuestros mayores los síntomas de sordera. 

Es importante hacer un trabajo por  poder entenderlos, comprenderlos y así ayudarles desde una mejor posición. Aportandoles el apoyo emocional e instrumental que necesitan.  

La familia constituye un apoyo de vital importancia para los mayores. Es importante la labor que realices como «equipo» para recuperar la autoestima pérdida de la persona mayor. Se pueden generar espacios de diversión donde participéis todos y le incluyáis y no se sientan discriminados en su círculo. Además, de «normalizar» la situación, aceptarla e incluso llegar a reiros de las equivocaciones.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votos)
Cargando…