Comunicación en el Alzheimer

Por 22 marzo, 2019 mayo 9th, 2019 Aprendizaje

El Alzheimer afecta de manera paulatina a la comunicación y al lenguaje de quienes la padecen. Es por ello por lo que, tener en cuenta estos aspectos puede hacer que el trato con las personas con la enfermedad sea mejor. ¿Quieres saber algunos consejos y estrategias para mejorar la comunicación en el Alzheimer?

Comunicarse con una persona mayor con Alzheimer

Cuando una persona empieza a desarrollar la enfermedad del Alzheimer, se hace evidente que esta condición afecta la capacidad comunicativa. Si queremos que nuestro familiar con Alzheimer esté atendido y se encuentre cómodo, deberemos tener en cuenta estos aspectos comunicativos. Es decir, hay que entender las necesidades que tienen los enfermos de Alzheimer, ya que de no ser así pueden sufrir en alta medida mayor estrés emocional. Esto, por lo tanto, afecta tanto a la persona enferma como a la que cuida.

 

El Alzheimer afecta de manera paulatina a la comunicación y al lenguaje de quienes la padecen. Es por ello por lo que, tener en cuenta estos aspectos puede hacer que el trato con las personas con la enfermedad sea mejor. ¿Quieres saber algunos consejos y estrategias para mejorar la comunicación en el Alzheimer? Si cuidas a un familiar o alguna persona con Alzheimer. A continuación, te damos algunos consejos.

2 enero, 2019 in Hogar

¿La residencia de ancianos es la mejor opción?

¿Es la residencia de ancianos la mejor opción? ¿Hemos pensado en otras opciones? Una cosa es cierta, sí que es…
Leer más

Complicaciones con el lenguaje

Cuando la enfermedad se ha empezado a desarrollar, también comienzan los primeros problemas de comunicación y de lenguaje. Por ejemplo, en muchos casos la persona mayor con Alzheimer puede encontrar dificultades para hablar o no encontrar las palabras que quiere transmitir.

De manera progresiva, la enfermedad afecta más severamente a la comunicación con la persona mayor con Alzheimer. La interacción y el trato son bastante difíciles ya que el lenguaje será muy limitado y poco acertado.

Por ejemplo, la persona mayor puede despistarse al no encontrar la palabra que quiere usar, con lo cual tenderá a dar rodeos o a ‘irse por las ramas’. Esto dificulta mucho el entendimiento. De igual modo, pueden equivocarse en el uso de palabras, decirlas de modo equivocado o confundirlas (decir tenedor cuando se refiere a cuchillo, por ejemplo).

También, el discurso que generan las personas con Alzheimer puede resultar en muchas ocasiones inconexo o desestructurado, ya que sus cogniciones pierden el orden.

Si queremos ayudar a la persona mayor a transmitir sus ideas y pensamientos con mayor claridad, deberemos evitar en todo momento generar tensiones innecesarias. Alterarse y preguntar de manera repetida “¿qué quieres” o “¿qué necesitas?” solo generará frustración y tensiones. En cambio, lo que debemos hacer es tratar de evocar las ideas de lo que se quiere comunicar.

Una buena técnica es la de tratar de dar opciones de elección a la persona con Alzheimer. De este modo, comprenderá qué puede ser lo que quiere decir. Así se descarga la parte de tensión y se incentiva la ayuda y la comunicación.

De igual modo, se pueden formular también preguntas que puedan ser respondidas con sí o no, ya que resultan más fáciles de asimilar.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que de manera progresiva las capacidades de la persona mayor con Alzheimer irán a peor. Aspectos como el aumento del déficit de atención o la memoria semántica serán cada vez una barrera mayor. Muchas palabras perderán el significado para las personas mayores y es cuando más énfasis hay que hacer en los cuidados y en tratar de comprenderles.

Tratar a una persona mayor con Alzheimer

Comunicarse con una persona mayor con Alzheimer puede ser una tarea tediosa, y si se hace sin pensar, frustrante. Por ello hay que tener en cuenta algunos aspectos clave para que el estrés y la tensión sean mínimos.

Por ejemplo, el uso de frases largas y complejas puede ser difícil de comprender la persona con Alzheimer. De igual modo, los grandes discursos o proporcionar una cantidad alta de datos pueden dar lugar a mayores problemas comunicativos y de comprensión. Si queremos que para la persona mayor con Alzheimer le sea más fácil entendernos, deberemos: mandar mensajes claros, que estos mensajes también sean breves y concisos, además tienen que ser directos y evitar la retórica y los segundos sentidos.

Pueden equivocarse en el uso de palabras, decirlas de modo equivocado o confundirlas.

Algunos expertos animan a fomentar y potenciar el uso de la comunicación no verbal con los enfermos de Alzheimer. Ya que aspectos como los gestos, movimiento de manos, expresiones faciales etc. pueden ser más fácilmente identificativos que otros de la comunicación verbal. De igual modo, otros puntos como incidir sobre el tono de voz puede ayudar a que las personas con la enfermedad nos comprendan más claramente.

Es importante tener en cuenta que no se trata de hablarles como si fuesen niños, ya que eso también puede producir frustraciones. Hay que entender quiénes son y cómo hablarles, tratando de ponernos siempre a su nivel. Nunca por encima ni por debajo.

También debemos prestarles atención en todo momento, mantener el contacto y visual y que entiendan que nos estamos esforzando por comprenderles y estamos ahí.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votos)
Cargando…

Deja una respuesta