¿Qué es la enfermedad del Alzheimer?

Por 22 febrero, 2019enero 17th, 2020Neuropsicología

El Alzheimer es una enfermedad que afecta a 800.000 personas en España y es la principal causa de demencia en el mundo. Los síntomas de la enfermedad de Alzheimer empeoran con el tiempo, aunque la velocidad a la que lo hacen varía. En promedio, una persona con Alzheimer vive de cuatro a ocho años después del diagnóstico, pero puede vivir hasta 20 años, dependiendo de otros factores.

¿Qué es el Alzheimer? ¿Qué lo provoca? ¿Cuáles son sus síntomas? Son respuestas que desde Cuidado Mayor queremos darte, pues sabemos que resulta clave comprender qué es lo que esconde esta enfermedad y por qué nuestros seres queridos empiezan a cambiar. Una vez entendamos cómo actúa esta enfermedad podremos ayudar a nuestro mayor con alzheimer en su día a día. Las nuevas actitudes de tu ser querido no son reacciones egoístas que pretendan molestarte; se encuentra confuso y a su cerebro le cuesta integrar y procesar la información. Conocer el por qué se produce esto te ayudará a que minimices las reacciones negativas que te suscitan sus actos y puedas comenzar a manejar mejor las situaciones sin sentirte desbordado.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

Al igual que el resto de nuestro cuerpo, el cerebro humano envejece; tenemos un tiempo limitado como individuos en nuestra especie y es algo que nunca cuestionamos. Pero la demencia no es una condición ‹normal› en nuestro envejecimiento, es una enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia —debilitamiento de las facultades mentales— que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Los síntomas tienen un desarrollo gradual, van apareciendo poco a poco, y tienden a empeorar; hasta que resultan tan graves que no permiten que la persona mayor que lo padece pueda realizar sus tareas diarias.

«La enfermedad de Alzheimer, es la causa más común de demencia, responsable directa de entre un 60-80% de los casos.».

El principal factor de riesgo es el aumento de edad, la mayoría de personas con Alzheimer son mayores de 65 años, pero no solo los mayores la padecen. El Alzheimer puede tener un inicio temprano y afectar a personas menores de 65 años.

¿Qué causa la enfermedad de Alzheimer?

La mayoría de nosotros a medida que pasan los años comenzamos a notar cómo nuestra capacidad de pensamiento se va volviendo más lenta y los problemas de memoria que nos impiden recordar cosas, van apareciendo. Pero, la confusión o pérdida de memoria grave entre otros síntomas, puede ser una señal de alarma de que las conexiones de las células de nuestro cerebro —neuronas— comienzan a fallar más allá de lo estrictamente normal en el envejecimiento.

El Alzheimer es una enfermedad que puede tardar en manifestar sus síntomas, pero se ha estado incubando en nuestro cerebro desde hace mucho tiempo, es bueno eliminar los mitos asociados al alzheimer, para poder realizar una labor de prevención efectiva. Los cambios en nuestro cerebro comienzan mucho antes de que aparezcan los primeros signos de pérdida de memoria.

En el cerebro hay más de 100 mil millones de células nerviosas que se comunican entre sí. Cada célula está especializada en una tarea y, con ayuda del trabajo de distintas ‹compañeras› logran tareas como: ver, escuchar, oler, pensar, aprender y recordar.

Las células en nuestro cerebro funcionan como si fueran fábricas. A ellas llegan los suministros que transforman en un nuevo tipo de energía y con ella construyen equipos y se deshacen de los desperdicios. Las células también almacenan información y se comunican con otras para realizar tareas conjuntamente. Para mantener toda esa fábrica en funcionamiento se necesita de mucha coordinación y grandes cantidades de combustible (que conseguimos de alimentación) y oxígeno.

Se cree que en la enfermedad de Alzheimer, las averías y atascos en el sistema impiden a esta funcionar de manera correcta. Las células van perdiendo su capacidad de trabajo y, finalmente, mueren. Esto provoca cambios irrecuperables en el cerebro. Fallos graves en la memoria, cambios en la personalidad o incapacidad de desarrollar tareas diarias son síntomas que se manifiesta por el Alzheimer.

«Para aceptar la enfermedad es necesario entenderla».

Existen dos estructuras que se sospecha tienen mucho que ver con el Alzheimer. Son las placas —depósitos de una proteína llamada beta-amiloide que se acumula en los espacios entre las células nerviosas— y los ovillos neurofibrilares —fibras retorcidas de una proteína llamada tau, que se acumula dentro de las células—. Estas estructuras de placas y ovillos son normales a medida que pasan los años; sin embargo, las personas con Alzheimer desarrollan una cantidad mucho mayor y en áreas encargadas de la memoria. Se cree que impiden la comunicación entre células nerviosas y alteran los procesos que las células necesitan para sobrevivir.

¿Cuáles son las etapas del Alzheimer?


Conocer las etapas
del Alzheimer nos dará una idea general de como puede cambiar las habilidades una vez que empiezan a aparecer los síntomas. Se trata solo de un acercamiento general, pues las personas manifiestan la enfermedad de diferentes formas por lo que se experimentarán diferentes síntomas. También puede resultar difícil ubicar a una persona con Alzheimer en una etapa específica, ya que las etapas se superponen.

Alzheimer preclínico

Como ya hemos adelantado, los cambios en el cerebro que derivan en Alzheimer comienzan años antes de que aparezcan los primeros signos de la enfermedad.

Alzheimer leve

Se trata de la etapa temprana donde la persona puede desenvolverse aún de forma independiente. Puede trabajar, conducir y participar en actividades sociales. Pero puede sufrir episodios de pérdida de memoria donde se le olviden las palabras o dónde ha colocado objetos.

Alzheimer moderado

Se trata de la etapa media es la que más tiempo dura (pueden ser muchos años), la persona mayor requerirá cada vez mayor atención. Aunque tienen dificultades para realizar actividades de su vida diaria como pagar facturas, los detalles de su vida significativos sí los recuerdan. Puede que le resulte difícil expresar lo que piensa y realizar tareas cotidianas, que se enfade o haga cosas inesperadas (no quiera bañarse).

Alzheimer grave

Se trata de la etapa final en la que las personas mayores pierden la capacidad de responder a su entorno. Pueden decir palabras o frases, pero la comunicación es muy difícil. Los cambios en la personalidad empeoran y necesitan una ayuda diaria en sus tareas, pudiendo ser difícil para ellos, incluso controlar sus movimientos.

A medida que el Alzheimer avanza, los síntomas empiezan a afectar a su orientación y comportamiento, así como en sus cambios de humor.

  • Puede sentirse frecuentemente malhumorado, especialmente en situaciones sociales.
  • Confusión sobre dónde está y qué fecha es, lo que aumenta el riesgo de que se pierdan.
  • Cambios en sus patrones de sueño (que duerma durante el día y por la noche no pueda hacerlo)
  • Pueden presentar comportamientos repetitivos como retorcerse las manos o cortar papeles.
  • Problemas para controlar su necesidad de ir al baño.

«Cualquier persona que experimente síntomas similares a los de la demencia debe visitar a un médico inmediatamente.».

Finalmente, pueden presentar incluso pérdidas para hablar, tragar y caminar. Su salud también se ve afectada y se vuelven más vulnerables a otras enfermedades como la neumonía. Entonces necesitan asistencia todo el tiempo para la realización de sus actividades diarias y su cuidado personal. Existen empresas especializadas en proporcionar este servicio de manera profesional como Cuidado Mayor
.

¿El Alzheimer se puede curar?


¿Qué medicación puede a ayudar a mi ser querido que padece Alzheimer?
Aunque a día de hoy se trabaja para encontrar mejores formas de tratar el Alzheimer, retrasar su inicio y evitar su desarrollo. La realidad es que el Alzheimer no tiene cura. Pero sí existen tratamientos para paliar algunos de los síntomas de esta enfermedad ,ralentizar el empeoramiento de los síntomas y mejorar así, la calidad de vida de las personas mayores con Alzheimer y sus cuidadores.

  • Inhibidores de colinesterasa (razadyne, exelon y aricept). A medida que la enfermedad de Alzheimer progresa, el cerebro produce menos acetilcolina —compuesto que se cree importante para la memoria y el pensamiento— esta medicación ayuda a prevenir la descomposición de este químico en el cerebro.
  • Antagonista de NMDA (Namenda). Se cree que funciona regulando el glutamato, que cuando se produce de forma excesiva en nuestro cerebro, puede provocar la muerte de las células de nuestro cerebro. Permite a las personas mantener su independencia en ciertas funciones diarias como ir al baño, durante varios meses.
21 febrero, 2019 in Bienestar, Cuidadores

¿Qué hacer cuando nuestro anciano no se deja cuidar?

¿Tu padre mayor o abuelo o hermano no acepta la ayuda de buen grado? Es una situación normal, que se…
Leer más

Ambos tipos de medicamento al funcionar y actuar sobre compuestos químicos diferentes del cerebro, pueden ser recetados en combinación.

Dentro de los tratamientos no farmacológicos más usados están las terapias de estimulación cognitiva. Estos programas se centran en desarrollar estrategias focalizadas en las personas con Alzheimer para que puedan entrenar sus capacidades mentales de una manera fácil y accesible. A modo de gimnasia mental, estas terapias han tenido efectos muy positivos durante las fases tempranas del Alzheimer, retrasando el desarrollo de la enfermedad.

Consejo Cuidado Mayor


¿Tu ser querido ha sido diagnosticado de Alzheimer?
Es una realidad que toda la familia, pero especialmente tú, como su cuidador estáis al inicio de un camino complejo.

Antes que nada tienes que acostumbrarte al diagnóstico, es normal necesitar tu tiempo para procesarlo y está bien sentir y dejarte llorar y ajustarte a las nuevas expectativas del futuro. Una vez ‹superada esta etapa› Infórmate en fuentes fiables sobre esta enfermedad y sobre qué puedes esperar en ella. Ahora llega el momento de planificar el futuro, es el momento de tomar decisiones legales, financieras y humanas sobre cuál es el trato que queremos dar a nuestro ser querido.

En España, aún el 90% de las personas con Alzheimer son cuidadas por sus familiares. No tienes que estar solo, reúne a tus familiares y amigos para crear una red de apoyo ante esta situación y la solventareis lo mejor posible. También es interesante que te pongas en contacto con empresas de cuidado especializado en este campo, como Cuidado Mayor.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (1 votos)
Cargando…

Deja una respuesta