Ayudar a personas con Alzheimer en el día a día

Por 4 abril, 2019mayo 6th, 2019Consejos

Cuando se pierde la autonomía, los cuidados se vuelven esenciales. Por eso, si quieres saber cómo ayudar a una persona con Alzheimer, en este artículo te damos algunos consejos.

Ayudar a personas con Alzheimer en el día a día

Si tenemos un familiar o alguien al que cuidar y que padece la enfermedad del Alzheimer, siempre nos planteamos “¿cómo podemos ayudarle?”. Ayudar a una persona con Alzheimer no es una tarea sencilla. Esto implica mucho tiempo, dedicación, paciencia y saber estar. Durante las primeras fases del Alzheimer, estas tareas de cuidados pueden parecer más fáciles, pero después se volverán más complicadas y demandantes.

A medida que el Alzheimer evoluciona, ayudar a una persona con Alzheimer es más complicado. La pérdida de memoria, la desorientación y otros síntomas del Alzheimer son más complejos a la hora de lidiar con ellos. Cuando se pierde la autonomía, los cuidados se vuelven esenciales. Por eso, si quieres saber cómo ayudar a una persona con Alzheimer, en este artículo te damos algunos consejos.

14 enero, 2019 in Hogar

Cohousing, una alternativa para vivir

Si te preguntas ¿qué es el cohousing? Te podemos decir que hoy en día es una alternativa muy atractiva al…
Leer más

Lo esencial en la ayuda al enfermo

Una vez diagnosticada la enfermedad, deberemos atender a todas las necesidades del paciente. Lo más importante en estos momentos es la salud mental. Por ello, habrá que potenciar en todo momento la actividad del enfermo de Alzheimer. De este modo, incidir sobre su autonomía será clave, ya que esto le dará mayor confianza en los comienzos de la enfermedad.

De este modo, para ayudar a una persona con Alzheimer, lo más importante será establecer rutinas que pueda hacer por sí misma. Hacer calendarios, preparar actividades periódicas etc. podrían sentar la base de unos correctos cuidados.

Simplificar las tareas

Cuando se diagnostica la enfermedad del Alzheimer, se da también una caída del estado de ánimo en la persona que lo padece. Es por ello por lo que es importante ayudar a que esta se desenvuelva en el día a día. Para ayudar a una persona con Alzheimer, debemos empezar por simplificar su mundo. Esto implica el reducir las actividades que generen mayor disonancia, regularizar los horarios, simplificar las elecciones del día a día como pueden ser ropa, comida u ocio etc.

Aquí también influyen algunos aspectos como la distribución que hay dentro del hogar. Mobiliario, electrodomésticos o también pequeñas reformas.

Guiar y ayudar a personas con Alzheimer

Durante las primeras etapas del Alzheimer, la persona todavía es funcional en muchos de los aspectos. Por ello, ante los primeros signos de pérdida de memoria, no hay que agobiarse ni tampoco presionar al enfermo. Lo que haremos aquí será supervisar la actividad diaria, interviniendo solo cuando sea necesario. Si la persona mayor se siente funcional, pero constantemente tiene a alguien presionándole, puede llegar en muchas ocasiones a frustrase.

Esta frustración puede acrecentar el deterioro cognitivo que sufren. Por ello, para ayudar a una persona con Alzheimer deberemos supervisar y acompañar, pero no intervenir en sus tareas ni en lo que estén haciendo.

Es importante dejar que se tomen su tiempo y no alterarse.

Establecer metas modestas

Cada día es un reto para una persona con la enfermedad del Alzheimer, por ello establecer pequeñas metas y poco a poco, puede ser beneficioso para su día a día. Estas pequeñas metas van desde recordar cosas a realizar tareas cotidianas como vestirse o comer.

De forma muy pautada, habrá que guiar a la persona con Alzheimer a que realice estas diferentes acciones, poco a poco y sin complicaciones. No habrá que mostrarle un abanico de opciones a la vez porque puede agobiarse. Es mejor que vaya poco a poco. Por eso el tiempo es básico. Si se intenta presionar a las personas con Alzheimer, puede ser más probable que se bloqueen. Evitar las prisas y planificar ayudará al bienestar de las personas con Alzheimer.

Fomentar la participación

Para ayudar a una persona con Alzheimer puede ser muy útil el hacerla partícipe de todas las decisiones y acciones que se tomen. Tiene que sentirse una persona autónoma y no alguien que depende de sus cuidadores. Esto le dará mayor seguridad y fuerza para continuar luchando a diario con los pequeños retos de diario.

Rutinas

Como hemos mencionado más arriba en este artículo, el mantener una rutina sirve para ayudar a una persona con Alzheimer. Las actividades pautadas y las reglas fáciles de recordar contribuyen positivamente a mantener los niveles de estrés de los enfermos de Alzheimer.

De todos modos, estas rutinas tienen que ser pactadas con la persona enferme ya que imponerle cosas puede llegar a ser contraproducente en muchos casos.

Actividad y estimulación cognitiva

La estimulación cognitiva ha demostrado en diversas ocasiones tener un papel muy importante en la manera en la que se manifiestan los síntomas del Alzheimer. Es un conjunto de técnicas que pueden retrasar la pérdida de memoria ya que sirven como “gimnasia mental”. Por ello, cuando se recomienda fomentar estas actividades se hace pensando en que actuaran sobre los primeros síntomas de la enfermedad. Así se puede retrasar la aparición de las fases finales en las que la persona es completamente dependiente.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votos)
Cargando…

Deja una respuesta