Cuidar a una persona mayor con Alzheimer

Por 22 enero, 2019mayo 9th, 2019Cuidadores
mayor-con-alzheimer

Cuidar una persona mayor con Alzheimer puede ser una tarea tediosa si no se está preparado. Tratar a diario con la pérdida de memoria, los cambios de humor o posibles ataques violentos es un reto al que se enfrentan las personas cuidadoras de ancianos.

Cuidar a una persona mayor con Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad de tipo neurodegenerativo que afecta en nuestro país a casi un 14% de las personas mayores. Los ancianos con Alzheimer, por lo tanto, representan una realidad a la que hacer frente. El hecho de desarrollar esta enfermedad de manera progresiva afecta a nivel emocional en las personas que la sufren. Esto no solo incluye a la persona enferma, sino también a aquellas otras personas que le rodean, como familiares, amigos, cuidadores etc.

Cuidar a ancianos con Alzheimer puede ser una tarea tediosa si no se está preparado. Tratar a diario con la pérdida de memoria, los cambios de humor o posibles ataques violentos es un reto al que se enfrentan las personas cuidadoras de ancianos. Por ello, más adelante te damos algunos consejos para cuidar en la enfermedad del Alzheimer.

21 mayo, 2019 in Neuropsicología

La demencia en España

La demencia es una enfermedad que se caracteriza por el deterioro cognitivo severo de las personas. Es una enfermedad que…
Leer más

Cuidadores y Alzheimer

En las primeras fases del Alzheimer puede no ser tan evidente la necesidad de alguien para cuidar a la persona mayor. No obstante, a medida que avanza la enfermedad, la figura del cuidador se vuelve esencial para ayudar en el día a día al enfermo de Alzheimer. La relación entre el cuidador y el enfermo de Alzheimer representa una unión muy importante y delicada. Lidiar con los síntomas de esta enfermedad no es fácil y en muchas ocasiones los cuidadores se enfrentan a situaciones en las que tanto su salud física como mental se ven afectadas.

persona-mayor-con-alzheimer

Así, los cuidadores pueden sufrir algunas alteraciones como son los trastornos del sueño, cuadros de ansiedad y depresión, o la fatiga y otros dolores asociados. Todos estos aspectos zona agregados de atender a un enfermo de Alzheimer sin una preparación previa. Es por esto por lo que, los cuidados en el domicilio a enfermos de Alzheimer deberían hacerse teniendo en cuenta que nos enfrentamos a una situación frágil.

Consejos para el cuidado

Como hemos visto, el cuidador de una persona mayor con Alzheimer puede sufrir también durante la enfermedad. Esto se puede llegar a traducir en un impedimento para que siga realizando sus tareas cotidianas y que le afecte también en su vida social. Por eso, hay que pensar en llevar a cabo algunos de los siguientes consejos.

En primer lugar, es altamente conveniente que, al notar las primeras señales de alteración, se busque ayuda. En muchas ocasiones no nos damos cuenta o evitamos pedir ayuda. Sin embargo, esto llega a ser contraproducente. Buscar ayuda cuando realmente se necesita es un actor de valor reconocible.

Al notar las primeras alteraciones de alteración, lo mejor es buscar ayuda.

Además, es importante que el cuidador pueda dedicarle algún tiempo al día a sí mismo, es decir, a desconectar. El hecho de estar constantemente pensando en los cuidados y atendiendo a una persona con Alzheimer puede ser altamente estresante, por eso algunas horas al día de desconexión ayudan a que no se acumule tanto estrés. A esta acumulación de estrés se la conoce habitualmente como ‘burnout’ del cuidador.

Es importante también saber lo necesario que es dormir y descansar bien. Intentar pautarse los horarios y tener siempre el mismo tiempo de sueño ayuda sobradamente a combatir todos los síntomas del ‘burnout’.

¿Quién es el cuidador?

En muchos casos, las personas que se encargan de cuidar a la persona mayor con Alzheimer son sus propios familiares. Estos, a veces pueden turnarse para desarrollar los cuidados o dedicarse por entero a estar con la persona enfermo. Aunque también existe el papel del cuidador profesional. Normalmente, los cuidadores a domicilio están especializados en casos similares con enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer y Parkinson.

Un cuidador puede liberar de mucha presión a la familia, de igual modo que puede acompañar a la persona mayor en su día a día. Pero sigue siendo muy importante tener en cuenta todos estos consejos para poder llevar a cabo unos cuidados saludables y que no afecten a ninguna de las partes.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (1 votos)
Cargando…

Deja una respuesta