Consejos de alimentación en el Parkinson

Por 6 febrero, 2019diciembre 28th, 2019Consejos

La enfermedad del Parkinson se caracteriza por ser un trastorno degenerativo que afecta considerablemente a la calidad de vida de las personas que la padecen. Esta enfermedad hace que nuestros mayores tengan que cuidar aspectos fundamentales como la nutrición. Por eso, la alimentación en el Parkinson es sumamente importante.

Consejos de alimentación en el Parkinson

La enfermedad del Parkinson se caracteriza por ser un trastorno degenerativo que afecta considerablemente a la calidad de vida de las personas que la padecen. Esta enfermedad hace que nuestros mayores tengan que cuidar aspectos fundamentales como la nutrición. La alimentación conforme evenjecemos adquiere un papel cada vez más relevante, contar con una buena alimentación en verano o en invierno ayudará enormemente a nuestro mayor.

Si bien es cierto que aun con esta enfermedad, la dieta no debe ser restrictiva. Sí que hay aspectos como el déficit de determinados nutrientes o el estreñimiento que causa la enfermedad provoca la necesidad en los enfermos de modificar sus dietas para adaptarse a estas problemáticas. A continuación, veremos algunos consejos para llevar una dieta fácil durante la enfermedad del Parkinson.

28 diciembre, 2018 in Bienestar

Grados de discapacidad

¿Necesitas conocer el grado de dependencia de tu familiar para acceder a una ayuda pública? ¿Dudas si es un grado…
Leer más

Las proteinas en la dieta

Las proteínas que encontramos en los alimentos de origen animal como carnes, pescados, huevos o lácteos, son esenciales para llevar una dieta equilibrada. No existe ningún impedimento con respecto a la ingesta de proteínas en los enfermos de Parkinson. No obstante, nuestro médico puede recomendarnos que reduzcamos su consumo.

Esto se debe a que uno de los medicamentos más usados durante el Parkinson, la Levodopa, parece tener menos efecto cuando el nivel de proteínas es alto en los enfermos de Parkinson. Por eso, una de las claves de la alimentación en el Parkinson es tener esto presente y hablar con el médico de los efectos de la Levodopa no fuesen los deseados, a lo mejor tendrías que modificar tu dieta.

Los azúcares y las grasas

Como en cualquier otra dieta, la alimentación en el Parkinson tiene que tener mucho cuidado con la ingesta de los azúcares. En muchas ocasiones, el azúcar blanco, los productos con azúcar refinado u otros dulces pueden tener un papel perjudicial para nuestra salud. Por eso es importante evitarlos en la medida de lo posible.

Es bueno buscar azúcares naturales que encontramos en la fruta u otros productos integrales como el arroz o la pasta. Estos alimentos tienen muy pocas calorías y además contienen un alto nivel de fibra, que resulta beneficiosa para el tránsito intestinal, sobre todo en mayores enfermos de Parkinson.

Las grasas saludables también deberían aparecer en el tipo de dieta que se siga, ya que tienen importantes beneficios a nivel cardiovascular. Estas las conseguimos de alimentos como carnes y pesados, o también de otros de origen vegetal como frutos secos, aceite de oliva o aguacates.

Conviene evitar, además, otro tipo de grasas como las saturadas o las hidrogenadas, presentes en alimentos que han sido procesados.

Es recomendable consumir alimentos altos en fibras como frutas o yogures.

¿Qué hacer en el estreñimiento?

Esta enfermedad suele causar estreñimiento en las personas que la padecen, por eso la alimentación en el Parkinson es tan importante. Para intentar contrarrestar este síntoma es recomendable consumir alimentos altos en fibras como frutas o yogures. También algunas semillas como las de lino o las de chía ayudan a reducir el estreñimiento considerablemente.

Las necesidades que tengamos de alimentación se irán viendo poco a poco, según cómo nos sintamos.

La alimentación en el Parkinson

El Parkinson no implica seguir una dieta restrictiva, pero si mantenemos cierto control sobre nuestra alimentación, será más fácil poder convivir con la enfermedad y con el día a día. Las necesidades que tengamos de alimentación se irán viendo poco a poco según cómo nos sintamos y lo que nos recomiende nuestro médico.

Algunos aspectos como la disfagia o el estreñimiento pueden ser abordados mediante un cambio en la dieta. Por un lado, en el estreñimiento habría que aumentar el consumo de fibras y reducir el consumo de otros productos que sean de difícil digestión.

En el caso de la disfagia, que es la dificultad para tragar alimentos, es importante comer alimentos blancos como el arroz o el pollo, ya que son fáciles de tragar. Aunque llegado el momento, cualquier alimento puede ser triturado para su consumo, lo cual facilitaría su ingesta en una etapa muy avanzada del Parkinson.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (sin votos)
Cargando...

Deja una respuesta