El cáncer en personas mayores

Por 13 septiembre, 2020octubre 3rd, 2020Enfermedades

¿Sabías que la Sociedad Española de Oncología Médica estima que existe una media de 162.000 personas diagnósticas de cáncer en España al año? El cáncer es el día a día de nuestros mayores en la calle, cada vez más son las personas que conocen a alguien que haya padecido de esta enfermedad que hace unas décadas no eran tan conocida. Pero ¿sabemos qué es exactamente el cáncer?, ¿hay forma de prevenirlo o nuestros mayores nacen condenados a padecerlo?

¿Cómo puede llegar a afectar a la psicología de nuestros mayores saber que ahora tienen que convivir con el cáncer, la soledad o el entorno pueden ser factores de riesgo o protectores? ¿Podemos hacer algo para ayudarles? Desde Cuidado Mayor, queremos resolver todas estas preguntas en el siguiente artículo.

Fiabilidad de Cuidado Mayor

Desde Cuidado Mayor, sabemos que el cáncer actualmente es una de las principales prioridades en salud pública por su alto incide de mortalidad al año. También, por el contacto humano que tenemos con nuestros clientes, conocemos del miedo que existe a que nuestros mayores puedan llegar a desarrollar cáncer y, sobretodo, cómo puede afectar a su vida y su calidad de vida.

Nuestros expertos, especialistas en el mundo de la salud, han querido aportar información para conocer qué es aquello que ocurre dentro del cuerpo de nuestros mayores cuando se diagnostica cáncer, cuáles son los tipos de cáncer más comunes en nuestros mayores y, muy importante: cómo les puede llegar a afectar a nivel interno y qué estrategias y herramientas se pueden desarrollar para combatirlo de la mejor forma posible.

¿Qué es el cáncer en mayores?

¿Conoces o has conocido a alguien que tenga cáncer? Lamentablemente, como pasa con el Alzheimer, casi el 100% de las personas sabe de algún conocido, amigo o ser cercano que haya tenido o tiene cáncer. Pero, también hay muchas personas que conviven con él y lo superan. Pero, ¿qué es el cáncer?

«Cáncer: división incontrolable de las células».

En base a la definición que aporta el Instituto Nacional del Cáncer, dentro del cuerpo humano, se produce una «fabricación» natural y necesaria de células, que son las que componen nuestros tejidos, órganos y músculos. Necesitamos de la generación de células nuevas para reemplazar aquellas que ya van «dejando de funcionar». Pero, a veces se da la orden de general nuevas células, y más y más y más, cuando en realidad el cuerpo no las necesitan y se acumulan «estorban».

Pues bien, esto de manera simple, es el cáncer. El cáncer entre nuestros mayores se da cuando las células dentro de su cuerpo comienzan a dividirse y generarse de manera incontrolable, llegando a infiltrarse en tejidos de alrededor. Existe un fallo en el circuito normal y natural de funcionar del cuerpo como una máquina perfecta, controlada y ordenada.

6 enero, 2019 in Cuidadores

¿Cuáles son los derechos de las cuidadoras?

Los derechos de las cuidadoras son en infinidad de casos un desconocimiento para ellas y para las familias. Las propias…
Leer más

Las células que deberían morir porque ya han cumplido con la labor propia de su ciclo vital en el cuerpo de nuestros mayores, se mantienen y «estorban»y, por otro lado, se generan células nuevas que tampoco son necesarias. Al final, se pueden generar una masa con estas células en el cuerpo de nuestros mayores que es lo que conocemos como tumores.

¿Es lo mismo tumor y cáncer en mayores?

Una duda que acostumbra a surgir entre las personas, es sobre la diferencia que existe entre un tumor y el cáncer.

El tumor, es el crecimiento anormal dentro de un organismo de células, existen dos tipos:

  • El tumor benigno en mayores: se trata de un crecimiento anormal de células pero, está localizado. Por ejemplo, si el tumor se ha localizado en el páncreas y no hay riesgo de que se extienda al estómago del mayor. Normalmente los tumores benignos al estar mucho más localizados, son más controlables y no hay tanto riesgo de que la situación derive en algo peor. Si bien es cierto, que hay un tipo de tumores benignos que pueden ocasionar secuelas muy relevantes en nuestros mayores y es el tumor en el cerebro.
  • El tumor malignos en mayores: este tipo de tumor es el que conocemos coloquialmente como «cáncer», se trata de tumores que pueden propagarse a tejidos de otros órganos.

Por lo tanto no, no es lo mismo tumor que cáncer, el tumor es una proliferación de células localizadas y el cáncer es cuando esta proliferación de células se conoce como maligna y ya no se encuentran tan localizadas si no que se van tejiendo por diferentes tejidos u órganos. 

¿Por qué se da el cáncer en mayores?

El cáncer en mayores es una enfermedad genética, pero que sea una enfermedad genética no es lo mismo que heredada (que también puede ser), quiere decir que está relacionada con los genes. Te explicamos:

Dentro del cuerpo de nuestros mayores, las cosas funcionan gracias a unos libros con unas instrucciones que son las que le dicen a cada célula qué es lo que tienen que hacer y cómo para que todo dentro de nuestro cuerpo funcione de manera correcta. Estos libros, son el ADN y en ocasiones se dan fallos en las oraciones de estos libros (como las erratas en las novelas) que pueden llegar a provocar (o no) fallos dramáticos en el funcionamiento del cuerpo de los mayores.

«Según la OMS: el cáncer el tabaquismo es el principal factor de riesgo contra el cáncer».

Entonces, ¿esto quiere decir que la información venía ya «mal escrita» cuando la persona mayor nació y entonces no hay nada que hacer? ¿Cómo si tuviéramos el destino ya escrito, como ocurría en las bolas mágicas de las que hablaban los cuentos de niños? Sí y no. Esto es, porque efectivamente, puede ser que ese fallo en las instrucciones ya existiera en el cuerpo bebé de aquel niño que a día de hoy es nuestro padre o abuelo.

Pero, por otro lado, existe el componente externo: lo que ha comido, lo que ha cuidado su cuerpo, las condiciones ambientales de los sitios en los que ha estado o incluso, el estrés que ha vivido o sin son fumadores.

4 febrero, 2019 in Cuidadores

¿Qué pasa si tenemos una cuidadora sin contrato?

Lo más habitual en los hogares con una empleada del hogar o una cuidadora son los acuerdos “boca a boca”.…
Leer más

Todos estos factores, tienen el poder de potenciar o entorpecer la lectura del ADN del cuerpo de nuestros mayores, pudiendo ser un desencadenante o no de que el cáncer se de en sus cuerpos.

¿Cuántos tipos de cáncer hay en mayores?

Según el Instituto Nacional de Cáncer, el cáncer se puede dar en casi cualquier lugar del cuerpo de nuestros mayores. Como ya hemos visto antes, el cáncer se da por la multiplicación descontrolada de células del cuerpo, y prácticamente la entera totalidad del cuerpo está formada de células.

En cuanto a los tipos de cáncer que más afectan a los mayores, encontramos: el cáncer de pulmón, próstata y mama.

El cáncer de pulmón en mayores

El cáncer de pulmón en mayores es una acumulación de células en tejidos del pulmón, generalmente en aquellas que recubren los conductos de aire. A veces hay síntomas que podemos observar en nuestros mayores que nos alerten de la posibilidad de que se de este cáncer en ellos: tener tos de manera constante y que no se vaya, o toser sangre pueden ser síntomas que deban activar nuestras alarmas.

«El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer entre hombres y mujeres».

Entre los principales causantes del cáncer nos encontramos el tabaco. El tabaco es un asesino silencioso que va matando sin darnos cuenta y afecta también a aquellos que no fuman pero se encuentra cerca de los fumadores. El tabaco afecta a problemas como la piel de los mayores, dejándola con menos vida y fuerza y, a estructuras más profundas como las células de los pulmones, las mismas que permiten que el oxígeno llegue a los pulmones de nuestros mayores.

La Sociedad Americana contra el Cáncer informa de que  fumar cigarrillos está vinculado a alrededor del 80 % al 90 % de las muertes por cáncer de pulmón.

El cáncer de mama en mayores

El cáncer de mama en los mayores es un tumor maligno en las células mamarias. Uno de los principales factores de riesgo a la hora de desarrollar este tipo de cáncer es la edad. A medida que las personas mayores envejecen aumenta la probabilidad de desarrollar esta enfermedad, es por eso tan importante realizar por lo menos las revisiones anuales que se plantean desde sanidad pública.

«A partir del 50 cumpleaños, aumenta la probabilidad de desarrollar cáncer de mama».

Además, es importante que se palpen los senos las mujeres mayores para de esta manera ayudar a prevenir posibles tumores malignos. Aunque, la mayoría de las veces los tumores que pueden encontrarse son benignos, pero siempre es interesante tenerlo en cuenta para poder prevenir un mal mayor. Otros síntomas como mayor irritación en la mama o en los pezones, así como enrojecimientos en la zona pueden ser señales de alarma dignas de atender.

La Sociedad Española contra el cáncer informa de que  más de 90 de cada 100 personas que padecen cáncer de mama continúan vivas 5 años después de haber sido diagnosticadas.

El cáncer de próstata en mayores

¿Tu persona mayor se queja de problemas a la hora de ir al baño? ¿siente molestia en la zona pélvica? En ocasiones estos problemas se dan por una infección de orina (también llamada cistitis y más común en las mujeres), pero pueden ser síntomas que escondan un tumor maligno en el cuerpo de la persona mayor.

Un factor de riesgo a tener en cuenta a la hora de desarrollar el cáncer de próstata es la obesidad en la persona mayor. Esto es, que si tu persona mayor tiene obesidad, has de saber que presenta más probabilidades de desarrollar cualquier tipo de enfermedad, entre ellas este tipo específico de cáncer.

¿ Sabías que según La Sociedad Americana contra el Cáncer afirma que aproximadamente el 60 % de los casos se diagnostican en hombres mayores de 65 años?

Síntomas de cáncer en mayores

A lo largo del artículo, hemos ido hablando de síntomas específicos de cada tipo de cáncer, hay muchos tipos de cáncer, pero existen unos síntomas que podemos catalogar de más comunes entre ellos que creemos que es importante que conozcas para poder estar más atento de ellos en tu persona mayor:

  • Problemas a la hora de comer en nuestros mayores.
  • Cansancio que perdura en el tiempo.
  • Fiebre o sudores nocturnos sin razón aparente.
  • Dolores de cabeza frecuentes.
  • Convulsiones.
  • Pérdidas de vista o de oído.
  • Cambios en la piel.
  • Hemorragias o heridas que no cicatrizan.

En realidad, son muchos los síntomas que pueden alertarnos, pero otras veces aunque no haya síntomas está desarrollándose un tumor maligno dentro del cuerpo de nuestros mayores. Por esto, or recomendamos, enseñarles unas correctas pautas de higiene saludable en la vida de vuestros mayores como una correcta alimentación e hidratación, acudir a las revisiones periódicamente para aseguraros de que tienen salud y, ante cualquier síntomas extraño acudir a un médico.

¿Cómo ayudar a nuestro mayor con cáncer?

¿Y qué pasa cuando la suposición ya es un hecho? ¿Cuándo nuestra persona mayor recibe el diagnóstico de cáncer? Por supuesto, escuchar la opinión médica, entablar una conversación con nuestra persona mayor y seguir el plan que el experto proponga.

Psicológicamente

La verificación de un caso de cáncer es un duro golpe para la persona mayor, pero también para todo su entorno. Pero, la principal persona afectada es aquella que recibe el diagnóstico, es importante que intentemos dialogar con ella en la medida que esa persona se vaya abriendo, debemos hacerle ver que somos personas de confianza que estamos ahí para ayudarles, escucharles, intentar comprenderles y apoyarles.

Un aspecto que afecta mucho a la psicología de las personas mayores y a veces es difícil de sobrellevar es la incertidumbre que generan ciertas situaciones. ¿Cómo será? ¿cuánto tiempo me quedará y cómo pasaré ese tiempo? son preguntas que normalmente rondan por la cabeza de nuestros mayores. La realidad, es que nacemos con esa incertidumbre ante la vida, nada está asegurado, nuestra vida es algo totalmente dinámico (aunque en ocasiones nos creamos la ilusión de que no lo es).

Podemos intentar hablar de esto con nuestra persona mayor, qué le genera incertidumbre o qué miedos tienen. El miedo, bien enfocado, si no paraliza, ayuda a energizar el cuerpo para llevarlo a la acción. Es interesante aprovecharnos de este conocimiento para que nuestros mayores puedan energizarse para realizar actividades que les resulten nutritivas desde el plano físico y psicológico.

22 enero, 2019 in Cuidadores

¿Cómo contratar a una cuidadora de mayores a domicilio?

¿Estás pensando en contratar a una cuidadora de mayores a domicilio? ¿Ya tienes seleccionada a la cuidadora de confianza, pero…
Leer más

Su entorno

El ser humano es un hombre de costumbre y entre sus costumbres tiene la de empatizar con la energía y el estado de ánimo de la gente de su alrededor. La constatación de una enfermedad, nos acerca al concepto de muerte, lo cual normalmente nos da miedo y queremos evitar incluso hablar de ello. La realidad es que la muerte es parte de la vida, y bien enfocado, podemos aprovecharnos de la consciencia de esta realidad para aprovechar y disfrutar más y mejor de la vida.

Cómo afrontéis la gente cercana a la persona mayor este hecho, puede influir notablemente en cómo lo hará la propia persona. No es cuestión de evitar la realidad, sino asumirla y actuar en consecuencia. ¿Conoces la película de «Ahora o Nunca», protagonizada por Morgan Freeman y Jack Nicholson?  Puede ser una buena forma de ver una actitud positiva ante la enfermedad, este viaje de dos amigos en búsqueda de cumplir sus sueños pendientes que nunca llegaron a cumplir hasta que son diagnosticados como enfermos terminales de cáncer.

Además, podemos ayudarles a intentar llevar un estilo de vida saludable, por ejemplo haciendo cada semana una receta con ellos en los que incluyamos alimentos que últimamente no estén acostumbrados a incluir en su vida y sean saludables para ellos. O ayudándoles a hacer ejercicios para mantenerse activos.

Consejo Cuidado Mayor

Desde Cuidado Mayor, apostamos por una actitud de valentía frente a la adversidad, donde la constatación de la cercanía de la muerte pueda ser un precursor de mucha vida y sueños cumplidos.

Siempre apostamos por una vida sana, que pueda prevenir de daños dentro del cuerpo: alimentación consciente, ejercicio físico y ejercicios de estimulación cognitiva en nuestros mayores.

Y por aprender a disfrutar, de las pequeñas cosas de la vida y todos los días de nuestra vida.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (3 votos)
Cargando…