Las mejores plantillas ortopédicas para mayores

Por 2 enero, 2020mayo 25th, 2020Producto vida diaria
plantillas ortopédicas personas mayores

Conforme nuestros mayores van envejeciendo, los problemas tienden a agudizarse. Un alto porcentaje de la población española presenta pies planos u otras peculiaridades, durante nuestra vida esto no es un problema. Pero una vez somos mayores sí es un problema ya que nos restringe enormemente la movilidad y el día a día.

Antes de todo, y si no necesitas ir al podólogo, te recogemos a continuación las mejores plantillas genéricas para mayores del mercado.

La compra de unas plantillas ortopédicas es un producto caro, ya que podemos estar hablando de hasta 250€. No existen plantillas genéricas pensadas para cada mayor y por tanto es necesario acudir a una empresa especializada que haga una plantilla de acuerdo a las dolencias de nuestro familiar.

Para dar con la plantilla idónea habrá que saber qué tipo será necesario frente a cada peculiaridad de pie. ¿Sabrías decir si con un pie pronador está indicado el uso de una plantilla de pie para mayores? ¿Si  nuestro mayor tiene problemas con el equilibrio una plantilla para pies cavos es buena opción? ¿Es necesario siempre realizar un estudio baropodométrico? Como ves no es sencillo, pero en Cuidado mayor, como empresa que piensa en los más mayores de la casa, te explicamos de forma clara, completa y sencilla los trucos en que debes fijarte para acertar con la plantilla ortopédica de tu mayor.

¿Usar unas plantillas de pies?

¿Necesita mi mayor unas plantillas ortopédicas? Seguro que te has planteado esta pregunta, o incluso el propio anciano te ha hecho llegar sus dudas sobre la necesidad de su uso. En palabras de D. Rubén Sánchez Gómez, podólogo de la E.U. Patología y ortopedia de MM.II. Universidad Complutense de Madrid, “las plantillas son dispositivos que interactúan entre el suelo y el pie y que tienen como misión modificar la pisada del paciente”.

La finalidad del uso de plantillas en niños es diferente que en mayores. En niños la idea es poner remedio de forma precoz a un problema, en el caso de los mayores la finalidad de las plantillas de pies es mitigar un dolor.

plantilla de pies de mayores

Nuestros mayores andan, quizá menos que cuando eran jóvenes, pero se dan sus paseos por el parque. Normalmente esto no supone un problema, pero en ocasiones debido a malas posiciones o a posturas descompensadas nuestros mayores tienen dolores en rodillas, meniscos o en los trenes inferiores. Si nuestro mayor comenta que tiene molestias en los pies, que se fatiga en exceso cuando anda, que le duelen las articulaciones o que sus plantas de los zapatos se desgastan mucho… debemos plantearnos el hacernos con unas plantillas para pies.

Las plantillas ortopédicas han demostrado ser el mejor remedio para prevenir y mitigar el dolor de las lesiones musculo-esqueléticas. La forma en que funciona la plantilla de pies de nuestros mayores es absorbiendo los puntos de presión, garantizando la elasticidad y distribuyendo el peso del mayor.

Dicho esto, son un excelente remedio que debe ser combinado con otros como andadores pensados para mayores, bastones de mayores ideales para paseos cortos, muletas para usos ocasionales o zapatos ortopédicos creados para el día a día de los mayores del hogar.

¿Por qué fiarte de Cuidado mayor?

Desde hace muchos años en Cuidado mayor, agencia especializada en prestar las mejores atenciones para los más mayores, llevamos recomendando distintos productos para las familias con personas dependientes a su cargo.

«La forma en que funciona la plantilla de pies de nuestros mayores es absorbiendo los puntos de presión, garantizando la elasticidad y distribuyendo el peso del mayor».

Nuestro rol como profesionales del mundo de la tercera edad es informar a las familias, en base a su situación,de cuál es el producto idóneo. Durante años las familias nos han ido contando sus experiencias con diferentes plantillas, ilustrado con sus problemas y soluciones. Gracias a nuestro equipo de profesionales y a este conocimiento que nos han transmitido multitud de familias hemos elaborado esta sencilla pero completa guía de compra de plantillas ortopédicas para mayores.

¿Plantilla en función de la dolencia y tipo de pie?

Para que nuestro mayor esté cómodo con su plantilla, la use y le mitigue los dolores; debemos hacernos con una plantilla pensada y elaborada para su caso en concreto. Cada plantilla es útil para un tipo de paciente, no hay dos plantillas iguales. Es importante conocer, por tanto, las peculiaridades del pie de nuestro mayor.

Lo que debemos hacer en estos casos es acudir con nuestro mayor a un podólogo para que sea éste el que le diagnostique el tipo de problemática con que nos encontramos.

Si queremos tener una primera aproximación hecha por nosotros podemos hacer uso del siguiente diagnostico casero: cojamos un recipiente con algo de agua suficientemente grande como para que quepa el pie del mayor; y una cartulina.

9 abril, 2019 in Cuidadores

¿Qué es la baja de una cuidadora de ancianos?

¿Has tenido una cuidadora que se dio de baja por enfermedad? ¿La cuidadora que cuida a tu madre está algo…
Leer más

En primer lugar, debemos introducir el pie en el recipiente y una vez está humedecida la planta lo sacamos del recipiente y rápidamente apoyamos el pie en la cartulina. La forma que se dibuje en la cartulina nos indicará que tipo de enfermedad presenta nuestro mayor.

Las enfermedades más frecuentes de pies son:

3.1. Pie con juanetes:

Los juanetes no son otra cosa que desviaciones habidas en la primera falange del dedo gordo del pie, esto hace que este dedo se monte con el dedo contiguo. Hay calzados, como los zapatos con tacón, que fomentan este tipo de situaciones.

Cuando nuestro mayor tiene juanetes, lo primero será analizar el grado de desarrollo en que se encuentran. Si el juanete está en una primera etapa habrá que hacer uso de una plantilla que fomente la buena pisada, el apoyo y la biomecánica del pie. Cualquier plantilla que asegure un apoyo del pie más acolchado será buena solución.

Otro producto que puede ayudar a nuestros mayores con juanetes son los separadores de dedos pequeños, esto evitará que los dedos se monten y que tengan fricciones. De esta forma evitaremos dolores y rozaduras en los pies de nuestros mayores.

3.2. Pie con metatarsalgia:

La metatarsalgia ocurre cuando los denominados huesos metatarsales pierden volumen. Al perder los dedos de los pies esa masa muscular el caminar produce un daño fuerte a nuestro mayor. Los síntomas suelen ser: sensación de cosquillas constante e inflamación.

Cuando un mayor presenta este tipo de dolencias lo primero que se debe hacer es eliminar los tacones de la vida del mayor ya que este tipo de calzado tiende a cargar el peso en los metatarsianos lo que fomenta el empeoramiento de nuestro mayor afectado.

Existen en el mercado plantillas de pies pensadas para estos casos que amortiguan los golpes al andar y distribuyen el peso. Deberemos buscar una plantilla que redistribuya el peso del mayor de forma uniforme por todo el pie de tal forma que se reduzca la carga en la zona dañada.

La comunidad ortopédica recomienda el uso de medias plantillas que justamente ponen el foco en aliviar la distribución del peso de nuestro mayor.

3.2. Pie con fascitis plantar:

Nuestro mayor será diagnosticado con fascitis plantar, una inflamación en la planta posterior del pie, cuando al apoyar el talón sienta dolor.Esta inflamación del tendón recibe el nombre de aponeurosis. Son casos muy molestos que deberán estudiarse individualmente y cuya solución pasa por contar con unas plantillas hechas a media para el mayor.

Esta problemática tiene sus orígenes, en la gran mayoría de los casos, en un erróneo apoyo del pie. Las plantillas son nuestras mejores aliadas para corregir esa pisada errónea de nuestro mayor. El mercado brinda taloneras, que pueden ser productos útiles en las primeras etapas de la enfermedad, ya que sirven de amortiguadores de pisada. Funcionan como elevadores del talón de tal forma que la zona dañada, la planta, reduce su contacto con el suelo.

plantilla para pies de personas adultas

Deberemos buscar unas plantillas que cubran todo el pie y aseguren el apoyo correcto del mismo. Estas, añaden una amortiguación perfecta en todo el pie, ya que reposará de forma correcta y no hará que se tengan que tensar los tendones. Es necesario las plantillas sean blandas y que cuenten con acolchamientos en la parte posterior, talón.

3.3.Pies planos:

Los pies planos son una dolencia que suele comenzar en la infancia y se prolonga en el tiempo si no se busca una solución rápida. La problemática viene cuando el infante no tiene apenas arco, o bóveda plantar. Esto implica la carga excesiva en otras partes del pie que puede derivar en inflaciones del pie, callos, dolores internos del pie, espolones en el talón o dolores de rodilla y caderas. La clave nos la dará la huella que deje nuestro mayor cuando camine descalzo en la arena y veamos que la fisonomía de la huella carece de curva y es menos pronunciada, al ser un pie plano.

Las plantillas idóneas son aquellas que compensen la pisada y logren reducir la forma normal del pie. Las plantillas contarán con un bulto, donde debería estar el arco, para de esa forma redistribuir el peso de forma correcta, haciendo las funciones de arco. Las plantillas para pies planos en mayores deberán contar con un soporte blando en el arco longitudinal y de un material flexible. Al hacer uso de estas plantillas, nuestros mayores verán reducidos sus dolores en rodillas, caderas y tobillos.

3.4.Pies cavo:

El pie cavo es lo contrario que el pie plano. En este caso nuestro mayor tiene un arco demasiado pronunciado. Al contar con este excesivo arco los metatarsos y el talón se encuentran muy sobrecargados, lo que deriva en callos, cansancio, dolor en el talón, dedos en forma de garra, lumbalgias o tendinitis. Esta enfermedad tiene en el 82% de los casos un origen hereditario. Sabremos que nuestro mayor tiene esta enfermedad cuando ande por la arena con los pies descalzos y en la huella del pie vemos que solo aparece marcada la parte de delante

Las plantillas son imprescindibles en estas situaciones. La labor de la misma será descargar el arco evitando que sea el talón la única parte del pie que reciba la totalidad del impacto. Es necesario las plantillas cuenten con abultamientos en la zona de los metatarsos y en la zona del talón. Las plantillas para los mayores con pies cavos, deben contar con una pelota acolchonada en el centro de la planta para poder aliviar la carga; contar con una almohadilla en la parte trasera donde ubicamos el talón; y la plantilla deberá contar con un soporte anatómico en el arco longitudinal.

«Las plantillas son imprescindibles en estas situaciones. La labor de la misma será descargar el arco evitando que sea el talón la única parte del pie que reciba la totalidad del impacto».

3.5. Pie pronador:

No es fácil discernir si se tiene un pie pronador, para ello habrá que realizar un estudio de la pisada por parte de un especialista. Un mayor, tendrá un pie pronador, cuando el pie se hunda hacia el interior mientras uno camina. Los síntomas más habituales suelen ser pies cansados, dolores en las plantas o malestar en la zona del talón.

Cuando las molestias no sean muy severas se podrán usar plantillas de descanso para aliviar las zonas afectadas. Las plantillas ayudarán a los afectados a que el pie se encuentre en su sitio y no se desplace.

3.6. Pie supinador:

Para ser diagnosticado con un pie supinador será necesario acudir a un especialista. Se tiene un pie supinador cuando el pie se hunde hacia fuera una vez el mayor comienza a andar. Los dolores suelen encontrarse en el arco del pie y suelen haber problemas en las articulaciones como las rodillas y las caderas.

El contar con pie supinador hace que se pierda la simetría en nuestro cuerpo. Si el mayor usa plantillas ortopédicas lograremos que éste gane en estabilidad y equilibrio, lo que disminuirá los dolores de espalda y cadera.

plantilla ortopedica de mayores

3.6. Pies valgos:

Los pies valgos son un defecto que nos encontramos con la posición del pie. El problema viene con la forma en la que nuestro mayor apoya el pie ya que lo hace con el borde interno del mismo y la parte externa la deja elevada.

Cuando esto ocurre el problema es que el peso cae en el lado interno del pie, de ahí que siempre tenga problemas el mayor con ese lado del pie.

Los síntomas más habituales que presentará nuestro mayor serán dolores en el pie, eminentemente en el área del arco y el talón; junto con una hinchazón en el área interna del tobillo. Debido a esto es normal que nuestro mayor presente caídas frecuentes, calambres y que camine con torpeza.

31 enero, 2019 in Consejos, Cuidadores

Precio de una residencia de ancianos

El precio de una residencia es bastante alto y ha aumentado progresivamente cada año, por ello es interesante tener en…
Leer más

La plantilla deberá fomentar el fortalecimiento de la musculatura y aliviar el dolor en las zonas afectadas.

¿Cómo elegir las mejores plantillas ortopédicas de mayores?

Primeramente, para poder elegir de forma acertada la plantilla que más le conviene a nuestro mayor, es necesario conocer la patología que tiene para acertar con la plantilla, ya que si nos encontramos con un pie plano no será conveniente hacer uso de una plantilla para pie valgo.

«Para poder elegir de forma acertada la plantilla que más le conviene a nuestro mayor, es necesario conocer la patología».

A la hora de decantarnos por una plantilla u otra deberemos fijarnos en una serie de características: materiales.

4.1. Materiales:

Hay varios materiales con los que fabricar las plantillas, por las peculiaridades de cada una de las dolencias no todas las plantillas brindan la siguiente cantidad de materiales:

  • Plantillas de espuma de latex: mantienen los pies frescos y confortables, cuentan con amortiguaciones y absorben la humedad.
  • EVA: material impermeable, se puede lavar sin problemas lo que hace que sea un material higiénico y reciclable. Es ligero y flexible.
  • Caucho baja densidad: Material impermeable y resistente. No se deforma con facilidad lo que lo hace no ser excesivamente flexible, pero asegura la misma constitución durante toda su vida útil.
  • Carbón activado: Material con una alta capacidad de absorción, lo que evita humedades en los pies del mayor.

4.2. Talla:

Es fundamental, al igual que con los zapatos ortopédicos acertar con la talla de la plantilla. De no comprar la plantilla con la talla apropiada la plantilla podrá ocasionar más inconvenientes a nuestro mayor y no encajará de forma correcta en el zapato.

4.3. Volumen:

No todas las plantillas de mayores cuentan con el mismo volumen, algunas pueden tener de grosos 5 mm y otras superar los 4 centímetros. Las plantillas catalogadas de volumen medio se ajustan a un tamaño de zapato promedio y no presentarán problemas.

La gran mayoría de las plantillas de nuestros mayores se catalogan como plantillas de volumen alto, por tanto, deberemos tener esto presente.

Hay que tener presente que cuando se compra una plantilla habrá que quitar la plantilla que viene en el zapato prediseñada para poder introducir la plantilla hecha a medida.

2 enero, 2019 in Cuidadores

Cuidadoras de personas mayores, ¿qué ventajas tiene?

¿Cuáles son los beneficios de contratar a una cuidadora? ¿Será mejor que mi mayor siga viendo en su casa o…
Leer más

En algunos zapatos, debido a que no son suficientemente profundos no se puede introducir una plantilla hecha a medida. A la hora de hacerse con unos zapatos normales o zapatos ortopédicos será necesario tener presente su potencial uso con plantillas.

¿Cómo usar las plantillas ortopédicas de mayores?

Su uso es extremadamente sencillo. Si se ha comprado la plantilla correcta para nuestro mayor, tan solo deberemos quitar la plantilla prediseñada en el zapato e introducir la nueva.

Si el tallaje y el volumen son los correctos no habrá problemas y el mayor se sentirá cómodo al desplazarse con los zapatos con las plantillas ortopédicas en su interior. De haber habido algún error en la elección de la talla el mayor se sentirá incómodo ya que le presionará en exceso el calzado.

plantilla para pies de personas mayores

Para introducir la plantilla en el zapato, es necesario comenzar por la puntera. Introducimos la parte frontal de la plantilla en el zapato, y una vez ha tocado la puntera pasaremos a colocar la parte trasera introduciéndola en la parte donde se colocará el tacón.

Para sacar la plantilla se empezará por levantar la parte trasera y a sacar el resto de la plantilla de forma horizontal evitando el flexionar en exceso la plantilla.

¿Cómo mantener una plantilla de mayores cuidada?

Las plantillas ortopédicas pueden alcanzar precios de hasta 200€ y será importante hacer un buen uso de ellas para que puedan durar hasta 10 años. Hay que tener presente que las patologías del mayor pueden variar y que las plantillas pueden dejar de resultar útiles. Para asegurar que duran bastantes años es necesario:

  • Airear las plantillas: airearlas todos los días sacándolas de los zapatos y dejándolas en un lugar donde corra el aire. Si no se hace con habitualidad la humedad se quedará incrustada en la misma y olerá mal. Es recomendable el evitar dejarlas expuestas al sol.
  • Lavado de plantillas: lavar las plantillas cada dos semanas. Las plantillas se pueden lavar, sería necesario usar algún detergente no muy abrasivo y asegurarse tras el lavado se han secado correctamente. No hagamos uso nunca de la lavadora, por lavado entendemos un paño de agua húmedo y jabón.
  • Uso de protectores: el mercado pone a nuestra disposición una serie de productos, que pueden ser anillos de gel, parches, espuma de extremos; que pueden evitar el desgaste de las plantillas.
  • Uso del desodorante en los pies del mayor: cuando nuestro mayor vaya a hacer uso intensivo de las plantillas será bueno haga uso previo del desodorante de pies, para que el sudor no termine por dañar la estructura y forma de estas.
  • Calzado apropiado: es importante el calzado sea el correcto para el uso de plantillas. A la hora de elegir un calzado para nuestro mayor intentemos que este sea ancho para que las plantillas se adapten con facilidad y no se deformen.
  • Cambio de zapato: cuando se cambie el zapato y por tanto haya que sacar la plantilla del zapato de uso, es importante hacerlo con cuidado para que el zapato no modifique su estructura.

¿Dónde usar la plantilla ortopédica de mayores?

Llegados a una cierta edad, los problemas de movilidad no mejoran. Las plantillas no intentan mejorar la pisada de nuestro mayor, sino evitar los dolores que pueden ocasionar por tanto el uso de las mismas deberá ser cuando el mayor lo requiera.

plantilla para pies de mayores

En el hogar el uso de plantillas es más complicado ya que no se dispone de calzado con volumen suficiente para poder introducir las plantillas de forma adecuada; pero en el exterior es siempre recomendable hacer uso de las mismas.

Recomendación Cuidado mayor

En Cuidado mayor, como empresa centrada en las atenciones de los mayores del hogar, recomendamos hacerse con unas plantillas ortopédicas desde el primer momento. Como hemos explicado las plantillas tienen una función preventiva y otra saneadora.

Ante todo, la plantilla ortopédica debe estar hecha a medida para nuestro mayor. No podemos, una vez llegados a ciertas edades, hacer uso de unas plantillas genéricas con fines ortopédicos, ya que estaremos desarrollando nuevas dolencias en nuestro mayor. Las plantillas son una excelente solución si se saben usar con acierto.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (3 votos)
Cargando…