La demencia en España

Por 21 mayo, 2019diciembre 28th, 2019Neuropsicología

La demencia es una enfermedad que se caracteriza por el deterioro cognitivo severo de las personas. Es una enfermedad que se asocia en gran medida a la tercera edad, siendo más recurrente a partir de los 65 años. Además, pasados los 90 años, los porcentajes de diagnósticos de demencia sobrepasan el 50 %.

La demencia en España

La demencia es una enfermedad que se caracteriza por el deterioro cognitivo severo de las personas. Es una enfermedad que se asocia en gran medida a la tercera edad, siendo más recurrente a partir de los 65 años. Además, pasados los 90 años, los porcentajes de diagnósticos de demencia sobrepasan el 50 %. En España, esta cifra es aun mayor. Nuestro país cuenta con más de medio millón de casos diagnosticados de demencia en la tercera edad. Una cifra que prevé aumentar hasta el millón en unos 30 años.

España es el tercer país del mundo en el que más prevalece la demencia en la tercera edad. Solo nos superan Suecia e Italia. Pero, ¿por qué pasa esto? La demencia se asocia principalmente a la edad, por lo tanto, cuanto más mayores sean las personas, más riesgo y probabilidad habrá de que aparezca la demencia. Si quieres saber más de como afectar la demencia a las personas mayores en España, te lo contamos a continuación.

4 abril, 2019 in Hogar

¿Cuándo debemos reformar el hogar de una persona mayor?

¿Cuáles son los principales peligros por lo que sabemos que debemos reformar el hogar? En este artículo te contamos cuándo…
Leer más

¿Qué es la demencia?

La demencia es una patología en la cual disminuye la función intelectual de las personas y se alteran los procesos cognitivos. Este tipo de enfermedad afecta en el día a día de las personas que la padecen. Además, puede tener repercusiones en el habla, el lenguaje, la percepción, la orientación, la memoria y la capacidad de razonar. Es una enfermedad que se asocia al proceso de envejecimiento, ya que se diagnostica mayormente a partir de los 65 años y se agrava considerablemente a partir de los 90.

La demencia es, además, una enfermedad neurodegenerativa. Es, por lo tanto, irreversible. Esto quiere decir que esta enfermedad va empeorando con el tiempo y los síntomas que se van desarrollando no remiten, sino que van a peor. Aunque en la actualidad existen tratamientos para luchar contra la aparición de determinados síntomas de la demencia.

Las personas mayores con demencia pueden perder la capacidad de realizar tareas cotidianas que incluyen comer, vestirse o pasear. Además, pequeños problemas diarios suponen un gran reto, ya que el juicio empieza a nublarse. Esto hace que se produzcan alteraciones en el comportamiento y que las emociones empiecen a confundirse y desordenarse. Esto lleva también a estados de confusión que alteran la percepción del espacio y del tiempo en las personas mayores.

La demencia no aparece sola, de hecho, la enfermedad del Alzheimer es uno de los principales desencadenantes de la mayoría de los casos de demencia en España. Sin embargo, no hay que confundir las dos enfermedades.

Causas de la demencia

La principal causa de la demencia es el proceso de envejecimiento; sin embargo, también existen otros factores de riesgo que pueden explicar los casos de demencia.

Por ejemplo, existen algunas lesiones cerebrales o enfermedades de tipo metabólico que pueden ser anunciantes de futuras demencias. Cambios en los niveles de glucosa, calcio y otros minerales. O, incluso, niveles bajos de vitamina B12, pueden ser antecedentes metabólicos de la aparición de demencia en las personas mayores.

Otros ejemplos de antecedentes de la demencia podrían ser las siguientes enfermedades. Esto se debe a que, en muchos casos, su carácter degenerativo o la medicación administrada pueden favorecer la aparición de diferentes tipos de demencia en personas mayores.

    • Enfermedad de Huntington
    • Lesiones cerebrales ya sea por traumatismos o por accidentes cerebrovasculares como puede ser un ictus
    • Esclerosis múltiple
    • Parkinson
    • Parálisis progresiva
    • Infecciones autoinmunes como el virus del VIH o la sífilis

Síntomas de la demencia

La demencia en personas mayores puede presentar síntomas muy diversos. Por ejemplo, afecta tanto a la comunicación como al pensamiento, esto hace que la enfermedad se materialice de maneras muy diferentes según el estado del paciente.

De manera común, todo caso de demencia severa es precedida por un deterioro cognitivo que puede ser leve o moderado. Este deterioro afecta a las personas mayores en la realización de tareas sencillas del día a día. Las personas que convivan o que tengan trato más cercano con una persona mayor con deterioro cognitivo notaran estos pequeños cambios de manera diaria.

A medida que pasa el tiempo, no olvidemos que es una enfermedad degenerativa, los trastornos asociados a la demencia aumentan. Por ejemplo, se pierden habilidades sociales debido a cambios en el comportamiento. Por eso, muchas veces las personas mayores desarrollan cambios temperamentales que tienden a la agresividad.

Los problemas a la hora de comunicarse de deben a que la memoria se pierde de manera progresiva. Se olvidan momentos, lugares, nombres, tareas etcétera. Esto hace que la persona mayor no pueda expresarse con facilidad y pierda recursos básicos a la hora de transmitir sus ideas y pensamientos. Esto se asocia con la pérdida de memoria tanto a corto como a largo plazo, se olvidan de igual manera eventos recientes y eventos del pasado.

Finalmente, también pueden aparecer cambios o trastornos en el sueño. El patrón del sueño se ve alterado lo que aumenta la posibilidad de sufrir delirios en la demencia. Estos trastornos también se ven asociados a la aparición de cuadros depresivos en las personas mayores.

¿Qué podemos hacer ante la demencia?

El envejecimiento es un factor clave en la demencia. Por ello, a medida que las personas viven más y durante más tiempo, aumenta el riesgo de desarrollar demencia. En España, la población de personas mayores es muy alta, y se estima que el coste de un paciente con demencia supera los 30.000€ anuales, incluyendo pacientes con Alzheimer.

Tanto a nivel nacional como internacional, organizaciones como la OMS tratan de establecer planes de acción para combatir la proliferación de demencia entre la población adulta. Para ello, se está investigando más en profundidad cuáles pueden ser sus causas y cómo ponerle solución.

Actualmente existen muchas terapias que se centran en retrasar los síntomas de la demencia. Por ejemplo, las técnicas de estimulación cognitiva parecen tener efectos realmente positivos en los casos de personas mayores con demencia. De igual modo, otras terapias no invasivas como la musicoterapia reducen considerablemente el impacto de los síntomas de la demencia en personas mayores.

¿Te ha sido útil la información?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas5,00 (2 votos)
Cargando…

Deja una respuesta